El Atlético de Madrid B consiguió este fin de semana de forma matemática la permanencia en la Segunda División B.

El Atlético de Madrid B perdió por un contundente 1-4 en el Cerro del Espino ante el Deportivo Fabril, pero horas mas tarde y desde el sofá, conseguía matemáticamente la permanencia en la Segunda División B tras la derrota del Coruxo por 2-0 en su visita al Rápido de Bouzas.

El filial rojiblanco logra con antelación, restan cuatro jornadas para la conclusión del campeonato, el principal objetivo marcado al inicio de la temporada: la permanencia. En agosto, pocos esperaban que el equipo dirigido por Óscar Fernández estuviera salvado en la jornada 34 y con posibilidades de entrar al play-off de ascenso a la Liga123. A pesar de que venia de ascender de Tercera División, de que no podía realizar fichajes hasta el mes de enero y que han sido continuas ocasiones las que Simeone ha tirado de él, el filial colchonero se ha ganado el derecho a disfrutar y soñar en estas ultimas 4 jornadas de liga.

Con 12 puntos por disputarse, el Atleti B esta en la octava posición a solo 6 del cuarto, el Rapido de Bouzas. El calendario para los chicos de Óscar Fernández no es nada sencillo, ya que los cuatro equipos con los que se va a enfrentar se están jugando cosas importantes. Como visitante, el filial rojiblanco jugara frente al Talavera de la Reina y Guijuelo; el primero apurando sus ultimas opciones de acceder al play-off de ascenso, y el segundo luchando por no descender a Tercera. Pasa casi lo mismo en los partidos que se disputaran en el Cerro del Espino. Los colchoneros recibirán al Navalcarnero, que esta 2 puntos del play-off, y en la última jornada a un Pontevedra que actualmente esta a un solo punto de la zona roja.