Punto trabajado del filial rojiblanco en un campo complicado

El Atlético de Madrid “B” sigue sin ganar en este inicio de temporada, pero tampoco conoce la derrota. El filial rojiblanco ha sumado su tercer empate consecutivo en las tres primeras jornadas de Liga, al igualar por 1-1 en la casa del debutante Unionistas de Salamanca. Los chicos de Óscar Fernández se sobrepusieron al gol local con un tanto de Tachi a la salida de un córner.

El Atlético B llegaba a Salamanca con el objetivo de sumar la primera victoria de la campaña, aunque sabia que iba a un campo donde la afición aprieta mucho y ante un equipo que llegaba con la moral por las nubes tras acceder a la segunda ronda de la Copa del Rey. El conjunto charro, sin crear claras ocasiones de gol, sería quien llevara la manija del juego en los primeros minutos, llegando a tener que forzar a la zaga colchonera a sacar un balón bajo palos que iba camino de convertirse en un gol olímpico.

Aunque el filial rojiblanco había reaccionado sin éxito con varias conexiones entre Joaquín y Óscar Clemente en las inmediaciones del área local, los de Salamanca se adelantaron en el marcador por mediación de Ribelles, que fue el único que disparo a puerta en una serie de rechaces. Además de ir perdiendo, los de Óscar Fernández se retiraban a los vestuarios con un nuevo aviso peligroso del Unionistas en las botas de Góngora.

La charla del técnico valenciano en el descanso dio sus frutos en los rojiblancos en señal de carácter. En los primeros minutos de la segunda parte llego el 1-1 que a la postre seria definitivo gracias a Tachi, que además de anotar el gol a la salida de un córner, estuvo inconmensurable en la detención del constante ataque charro. Su partidazo tiene aún mucho más merito por la difícil semana por la que ha pasado uno de los capitanes del filial.

A la hora de juego llego el debut oficial con el Atlético B de Borja Garcés, que se había perdido los dos primeros partidos de Liga por unas molestias. El Unionistas apretaba mucho con varias ocasiones en el corazón del área, sobretodo una de Isaac que en boca de gol envió a las nubes un rechace de San Román, pero el Atleti B también contestaba con rápidos contragolpes de Joaquín y Óscar, que buscaban conectar con la dupla atacante formada por Darío Poveda y Borja.

El asedio local era constante, aunque seria el filial rojiblanco quien tendría las dos últimas ocasiones de gol. La primera de ellas fue fabricada por Víctor Mollejo, que se fue escorando a la banda izquierda para enviar un centro medido a medio vuelo a Darío Poveda, que quedo solo ante el guardameta local pero se entretenio con el balón. La última oportunidad llego en las botas de Rubén Fernández, que hoy regresaba a los terrenos de juego tras no jugar un partido oficial desde hace 329 días debido a una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla.

FICHA TÉCNICA

Unionistas: Molina, Cendrós, Góngora, Quintana, Ribelles, Llano (Manjón, 46′), Piojo, Unai (Jorge Hernández, 75′), Guille (Gallego, 86′), De la Nava y Peli.

Atlético de Madrid B: San Román; Ricard, Víctor Ruiz, Tachi, Samu; Segu (Borja Garcés, 60′), Mikel Carro, Pinchi (Mollejo, 77′), Óscar Clemente; Joaquín (Rubén Fernández, 87′) y Darío Poveda.

Goles:

1-0. 34′. Ribelles tras recoger varios rechaces

1-1. 54′. Tachi a la salida de un córner