• El técnico valenciano lamentó que un error individual le volviera a costar un gol al equipo

Óscar Fernández, entrenador del Atlético de Madrid B, compareció ante los medios de comunicación después de que su equipo lograra sumar un punto ante la Ponferradina. El técnico valenciano destacó el trabajo de sus chicos ante el líder del grupo, y lamento que un error individual les volviera a costar un gol.

Lectura del partido 

Dos lecturas: hemos sumado un punto más y, otra, que hemos dejado escapar al líder. El equipo lo ha hecho, lo ha intentado y ha generado ocasiones. Otra vez, un error individual nos vuelve a costar un gol. Ya llevamos 10 semanas de competición y los errores nos están penalizando mucho. Pero el equipo lo ha intentado, ha jugado, ha creído y ha tenido ocasiones. Nos ha falta rematar entre los tres palos, pero éste es el camino. Es complicado con un equipo tan joven en Segunda B. En el fútbol no se merece nadie nada. Hay que felicitar a los jugadores por el esfuerzo. Han jugado y han dominado al líder, que estaba enfrente. Quizá mejoraron mucho ellos con los cambios en los últimos 20 minutos. La lectura es positiva: un punto más contra el líder y ahora tenemos que hacer bueno este punto en el próximo partido.

Sensaciones del equipo 

En el vestuario hay una sensación agridulce por este empate. Ellos tuvieron la primera ocasión que sacó Jaume, el gol, que fue un error nuestro, y luego no tuvieron más remates entre los tres palos. El equipo ha dado pasos hacia delante, ha creído, nos han hecho un penalti clarísimo que el árbitro no ha visto o no entendía que fuera como tal y no se le puede decir otra cosa a los chicos. Esta es la línea a seguir. Sabíamos que iba a ser un año muy complicado y hay que seguir.

Trabajo de los jugadores 

Valoro mucho lo que han hecho mis jugadores hoy porque la Ponferradina se puso pronto por delante y casi le damos la vuelta al partido dominando. Les hemos dominado, les hemos creado ocasiones y ellos han sufrido. Al equipo le falta seguir dando pasos de madurez. Somos mucha gente nueva, un equipo muy joven y tenemos que entender lo que es un filial. Vemos las convocatorias y hay chicos jóvenes que siguen jugando y compitiendo en una categoría muy complicada. Al final tenemos que valorar que estamos para ayudar al líder de Primera División, no nos olvidemos. Y eso es un premio también. Aquí tenemos que hacer jugadores para el primer equipo e intentar competir en la competición más alta que se pueda porque así, al final, el nivel de exigencia aumenta. Y si el nivel de exigencia es alto los chicos se encontrarán ante situaciones más difíciles y responderán creciendo. Ese es nuestro camino.