El canterano jugó los últimos 6 minutos del partido ante el Unionistas

Además del punto sumado y de mantener el invicto en uno de los campos más complicados de ganar de la categoría, el Atlético de Madrid “B” recibió una gran noticia con uno de los canteranos más prometedores de la Academia. Después de 329 días en el dique seco, Rubén Fernández volvió a sentirse futbolista al disputar los últimos 6 minutos del encuentro, entrando al campo de las Pistas del Helmántico en sustitución de Joaquín.

Tras realizar la pretemporada con el primer equipo, Rubén sufría el pasado 17 de octubre una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que le impidió jugar durante los últimos 11 meses. Tras casi un año de recuperación, el centrocampista vio recompensado su paciencia y trabajo en solitario viendo minutos en Salamanca, donde casi marco un gol al rematar cerca del palo un centro lateral de Samu.