No encajó ningún gol en 15 de esos 50 partidos con el filial rojiblanco

Miguel San Román, sobrino-nieto del histórico portero del Atlético de Madrid en la década de los 60 ‘Pechuga’ San Román, llego ayer en el empate ante el Valladolid B a su partido 50 con el Atlético B. El guardameta de 21 años lo celebro dejando la portería a cero, permitiendo así que los de Óscar Fernández sumen un importante punto en su objetivo de conseguir la permanencia en Segunda División B.

Durante esos 50 partidos con el filial rojiblanco, San Román vivió un ascenso de Tercera División a Segunda B, y un 10° puesto en la temporada del regreso a la categoría de bronce del fútbol español. En Tercera jugo 17 partidos, sumando 10 victorias, 3 empates y 4 derrotas, encajando 16 goles y dejando la portería a cero en 6 ocasiones. Mientras que en Segunda División B hasta el momento ha disputado 33 encuentros, consiguiendo 10 victorias, 14 empates y 9 derrotas, recibiendo 37 tantos y saliendo imbatido 9 veces.