El delantero croata sufrió un esguince en el tobillo de su pie izquierdo

En la mañana de hoy, el Atlético de Madrid estaba realizando una sesión de entrenamiento incidiendo sobretodo en el remate a puerta y en afinar la puntería. Los ojos se centraban en las figuras de Diego Costa y Nicola Kalinic. Gran parte de las aspiraciones de esta temporada tienen como base de esperanza en los goles de ambos delanteros.

Saltaban las alarmas cuando Kalinic a la hora de haber comenzado el entrenamiento, caía al suelo y tocándose su pie derecho, reflejaba grandes muestras de dolor. Tuvo que ser ayudado por el ayudante del Profe Ortega para poder ser retirado del campo de entrenamiento de la ciudad deportiva. Tras unas pruebas médicas pertinentes, el club ha confirmado que el delantero  “sufre un esguince articular en el tobillo derecho” con lo que trabajará tareas específicas y estarán pendientes de como evoluciona.