• El Atlético de Madrid Femenino cae eliminado de la Champions League tras ser derrotado por 0-6 ante el Wolfsburgo con un global de 10-0 en contra.

El Atlético de Madrid Femenino cayó por 0-6 en la Ciudad Deportiva de Majadahonda ante el Wolfsburgo para decir adiós a la Champions con un global de 10-0 en contra. Las colchoneras lucharon hasta el final pero tan sólo pudieron aguantar el primer tiempo con tan sólo un 0-1 en favor de las alemanas. Fue en la segunda parte cuando se rompió la saca y cayeron todos los goles del Wolfsburgo en una noche de Halloween en la que el Atlético puede sentirse muy orgulloso por su actuación a pesar de la goleada en contra.

Sánchez Vera salió con la idea clara de luchar hasta el final. Quería que sus jugadoras dieran la mejor imagen y salieron a por el partido a pesar del resultado del partido de ida. Al Atlético le costó entrar en el partido ante un potente Wolfsburgo que pudo abrir el marcador en los primeros minutos con un remate de Hansen que atajó Lola Gallardo. La guardameta rojiblanca realizó una gran actuación en los primeros 45 minutos y se esmeró al máximo. Esa dificultad para carburar le acabó costando a las rojiblancas el primero gol del conjunto alemán con un centro al área que Popp remató de cabeza al fondo de la red.

El tanto del Wolfsburgo fue el click que necesitó el Atlético de Madrid para meterse bien en el partido. Tuvieron la rápida reacción de la ocasión de Olga García, que disparó picado arriba para que el balón acabase saliendo por poco por encima del larguero. El encuentro fue muy táctico con los dos equipos midiéndose constantemente y tratando de ir comiendo terreno al rival. El Wolfsburgo pudo ampliar su ventaja con un disparo a bocajarro de Zsnett, que recibía en el área y se quitaba de encima a la defensa. Volvía a aparecer Lola Gallardo para evitar el 0-2. Poco después la ocasión sería de Harder que disparó potente pero desviado y errado y el balón se marchó rozando el poste izquierdo.

El Wolfsburgo intentó ir cada vez más al ataque pero se encontró con un Atlético que puso la línea de presión muy arriba, pues no querían que el rival jugase en su campo y querían que todo el juego se desarrollase en territorio alemán, y que en defensa fueron solventes. Tan sólo gozaron de dos saques de esquina tras sendos rechaces de la defensa. El Atlético tuvo una última antes de alcanzar el tiempo de descanso con un buen remate de cabeza de Tounkara que se marchó por muy poco y otra el Wolfsburgo con un mal disparo de Pajor tras aprovechar un error defensivo que acabó en las manos de Lola Gallardo.

La segunda parte fue muy distinta. El Wolfsburgo decidió que se había acabado el juego y se pudo serio. Marcó el segundo nada más reanudarse el partido, como ocurrió en el partido de ida. En esta ocasión fue Hansen quien se ocupó de batir a Lola y quince minutos después marcaron el tercero por mediación de Pajor sin que el Atlético siquiera se acercara a la portería rival. Sánchez Vera decidió hacer cambios e introdujo a Ludmila en lugar de Kaci para al menos buscar el gol de la honra y a partir del cuarto gol que llegó gracias a Hansen, que firmó su doblete. Con todo el pescado vendido, revendido, consumido y digerido, Sánchez Vera dio oportunidad a Ana Marcos, que debutó en Europa en el lugar de Olga García.

El Atlético no perdió las ganas y luchó hasta el final para al menos lograr un tanto. Siguieron jugando como si el marcador fuese 0-0 con todo el empuje de la afición que llenó la grada principal del Cerro del Espino a pesar de que la eliminatoria ya venía sentenciada de fuera. Al Wolfsburgo todavía le quedaban balas en la recámara y marcaron un quinto gol y al filo del final el sexto. El Atlético de Madrid vuelve a decir adiós a la UEFA Women’s Champions League, aunque esta temporada en octavos, eliminada por el mismo rival, pero con el orgullo intacto tras realizar cuatro grandes actuaciones y haber eliminado a un todopoderoso como el Manchester City en la ronda anterior.