El Atlético de Madrid Femenino se despide de su entrenador Ángel Villacampa y de siete jugadoras: Paraluta, Andrea Pereira, Cazalla, Corredera, Jucinara, Sana Daoudi y Laura Fernández.

Toca empezar de cero. El Atlético de Madrid Femenino tendrá que reinventarse esta temporada tras quedarse la recién pasada al borde de lograr un ansiado doblete de Copa y Liga que desapareció en el último minuto de la prórroga, en la final de Mérida frente al FC Barcelona. Cada temporada, la plantilla del Atlético se deshace y rehace, pero esta vez va más allá. No se trata sólo de la salida de jugadoras importantes, sino también de un cambio en el banquillo. Ángel Villacampa optó por no renovar su contrato y será sustituido por José Luis Sánchez Vera.

El técnico que llevó al Atlético de Madrid a la gloria dice adiós. En dos temporadas y media consiguió lo que nadie había hecho antes: hacer campeón al conjunto rojiblanco. Y no de cualquier manera. Ángel Villacampa ha sido campeón de Copa y Liga, esta última, en dos ocasiones, conllevando la clasificación para la UEFA Women’s Champions League. No ha tenido ni un solo año en blanco. Con una idea y una filosofía claras, Villacampa no ha dejado de superarse a sí mismo. El crecimiento de la entidad en fútbol femenino lleva su nombre, pues la asistencia a los partidos también ha crecido considerablemente, y nada de lo logrado en este corto periodo de tiempo hubiera sido posible sin él.

Por otro lado, también se despiden Andrea Pereira, Marta Corredera, Andreea Paraluta, Marta Cazalla, Laura Fernández y Jucinara Soares, por finalización de un contrato que no han renovado, además de Sana Daoudi, que finaliza su periodo de cesión. De las citadas, las más dolientes son las dos primeras: Marta Corredera había vuelto a ganarse un puesto en la titularidad como lateral izquierdo sustituyendo a una Jucinara que, sorprendentemente, dejó de contar para Villacampa, aunque la ex jugadora del Barcelona cada vez tenía menos protagonismo. Mientras, Andrea Pereira era hasta ahora el hueso duro de la defensa. Indiscutible en el Atlético de Madrid y en la Selección Española era imprescindible en el esquema rojiblanco. Ahora pondrá rumbo a Barcelona y el Atlético tendrá que buscar solución a un problema que le ha acompañado durante gran parte de la temporada.

Para suplir la baja de Pereira, el Atlético de Madrid se ha hecho con los servicios de Elena Linari, internacional italiana que llega procedente de la Fiorentina. Por otro lado, suena Mónica Hickmann como segundo refuerzo. La brasileña jugó cedida en el Atlético de Madrid durante el primer tramo de la temporada, para posteriormente regresar al Orlando Pride de la National Women’s Soccer League estadounidense. Ahora su nombre vuelve a salir a la palestra, pues dejó muy buenas sensaciones en su corto periodo como rojiblanca.

El Atlético de Madrid Femenino tiene dos meses para reforzarse, un periodo de tiempo que la temporada pasada resultó insuficiente. Pues una vez comenzada la Liga, el club colchonero tuvo que seguir incorporando jugadoras. No había plantel suficiente para hacer frente al año que tenía por delante y acabó afectando la tardía e inesperada salida de Mapi León al Barcelona. No hay que olvidar que estas siete bajas no serán las únicas. Pues al igual que hay tiempo para llegadas, también lo hay para salidas.