Santiago Arias sufrió una fractura en una costilla durante un partido con la Selección Colombiana.

El Atlético de Madrid regresó esta mañana a los entrenamientos tras la victoria ante el Getafe y con la mente puesta en el próximo partido ante el Huesca. Y en la sesión, una novedad. Santiago Arias regresó al trabajo con el grupo tras la fractura de costilla sufrida durante un partido con su selección. El internacional latinoamericano comenzó a entrenarse en solitario al final de la semana pasada, con ejercicios de carrera, y hoy ya ha podido reincorporarse tras una recuperación mucho más rápida de lo esperado.

Arias ha entrenado con los jugadores que no fueron titulares ayer ante el Getafe, ya que el resto se ejercitaron en el gimnasio, y disputó un partido con jugadores de la Academia con total normalidad y a un alto nivel de intensidad. El colombiano defendió junto a Godín y comenzó a mostrar esas cualidades que Simeone le exige para jugar en el Atlético. Tal y como dijo el propio jugador en una entrevista ofrecida en su país, el técnico argentino le pidió defender más y atacar menos.

Santiago Arias tan sólo ha disputado unos minutos en el encuentro entre Celta y Atlético de Madrid desde que llegó al conjunto rojiblanco. Juanfran era ausencia por lesión, pero no fue él, sino Giménez en el lateral, quien le suplió. Simeone no confió en Arias, que acabó saliendo en el segundo tiempo cuando el equipo ya caía por 2-0. El colombiano no estará, a priori, disponible para el partido de pasado mañana ante el Huesca, ya que es demasiado pronto, pero podría llegar al derbi madrileño del sábado frente al Real Madrid.