• El Atlético de Madrid disputó toda la segunda parte con cinco jugadores formados en la Academia colchonera.

El partido de ayer entre Atlético de Madrid y Borussia Dortmund nos dejó un dato de lo más llamativo, y es que el conjunto rojiblanco jugó toda la segunda parte con cinco jugadores formados en la Academia. Una prueba de que el filial cuenta y mucho para Diego Pablo Simeone. Lucas Hernández, Thomas, Saúl, Rodri y Montero fueron los cinco futbolistas que completaron los segundos 45 minutos. Cinco y pudieron ser más sino llega a ser por la lesión que dejó a Koke fuera de la convocatoria, y por la suplencia de Borja Garcés.

Este llamativo dato se produjo en el descanso del partido, cuando Giménez fue sustituido por Montero. El central uruguayo que se retiró del terreno de juego debido a unas molestias musculares en el muslo, no está teniendo suerte en lo que a lesiones se refiere ya que ayer regresaba al once titular tras superar una lesión en el muslo, y tuvo que abandonar el partido por el mismo motivo. En su lugar entró Montero, debutando así en la máxima competición europea con el primer equipo.

Entre los cinco futbolistas canteranos que jugaron ayer ante el conjunto alemán, se encuentran cuatro jugadores internacionales con sus respectivas selecciones y un campeón del Mundo, Lucas Hernández. El defensa rojiblanco fue un fijo en el once de Deschamps y tuvo un papel fundamental en la conquista del Mundial. Por su parte, Rodri y Saúl son internacionales con la selección española mientras que Thomas es el capitán de la selección de Ghana.