• El diario portugués Record señala que el Atlético negociará por Gelson Martins, fichado como agente libre, para evitar problemas con la FIFA.

El caso Gelson Martins sigue dando de qué hablar. El portugués rescindió su contrato con el Sporting de Portugal el pasado verano, tras el episodio vivido a final de temporada con los ultras, que entraron al campo de entrenamiento para agredir a los jugadores y cuerpo técnico tras los malos resultados del equipo. El entonces presidente del club Bruno de Carvalho fue detenido como responsable y se encuentra pendiente de juicio bajo graves acusaciones, hecho por el que el jugador alegó causa justa en su rescisión. Fue cuando, una vez libre, el Atlético de Madrid aprovechó para hacerse con sus servicios de manera gratuita.

A pesar de que Gelson Martins ya era agente libre, la directiva rojiblanca quiso llegar a un acuerdo con el Sporting de Portugal para evitar futuros problemas, sin embargo el club lisboeta pedía una cantidad de 50 millones de euros por el jugador, cifra desorbitada que el club rojiblanco se negó a aceptar. El Atlético ofreció 20 millones para evitar que el Sporting llevara el caso a la FIFA -algo que finalmente ha hecho-, pero éstos rechazaron la cifra y no quisieron bajar del precio de la cláusula de rescisión de su ya ex jugador. Si la FIFA resuelve el caso en favor del Sporting, el Atlético estaría obligado a pagar, razón por la cual la entidad rojiblanca quiere negociar antes del veredicto.

Según ha informado el diario portugués Record, Atlético de Madrid y Sporting de Portugal habrían retomado ahora las conversaciones. Pues siempre que la cifra no sea exagerada, el Atlético está dispuesto a pagar para evitar problemas con la FIFA. Y en todo este asunto, otro nombre propio. El del representante de futbolistas Jorge Mendes, que con buen relación con ambos clubes será el encargado de mediar para que las negociaciones lleguen a buen puerto. Aún no han trascendido nuevas cifras, pero señala el mismo diario que se estaría barajando la posibilidad de  que otros jugadores con los que no cuenta Simeone entren en la operación como intercambio.