Diego Costa habló en rueda de prensa y declaró su buena relación con Sergio Ramos. Aunque eso no quita que en los derbis sean enemigos.

Diego Costa, concentrado con la Selección Española, compareció ante los medios de comunicación en rueda de prensa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. El jugador del Atlético de Madrid repasó la actualidad del Atlético de Madrid y su adaptación a la Selección Española: habló sobre su regreso, sobre la situación de Griezmann y sobre las últimas informaciones que vinculan a Dybala con el Atlético de Madrid.

Ausencia en la última convocatoria.

No fue culpa mía estar en Brasil. Todos saben lo que pasó y ahora todo está más claro, estoy feliz de estar de nuevo aquí. Lopetegui ha sido muy claro conmigo. Si no tienes minutos es imposible que te llame. Si juego siempre tengo las puertas abiertas. Intentaré hacerlo lo mejor posible.

Situación de Griezmann en el Atlético.

Él sabe que es un jugador importante en el Atlético. Todavía está con nosotros y esperemos que siga así. Estaría encantado en que se quedara, pero cada uno busca lo mejor para sí mismo. Para mí lo mejor sería que se quedara. Yo creo que se va a quedar. Él antes me llamaba y me decía si iba a ir al Atlético. Ahora no me va a dejar solo.

Sobre el Mundial de Rusia…

Hay dos partidos muy importantes ahora y todavía no pienso en el Mundial, pero ojalá pueda estar allí y pueda ayudar de alguna manera.

Adaptación y situación en la Selección Española.

Un delantero siempre tiene presión cuando no marca, y es normal que eso te venga cuando las cosas no te salen. Hay que tener tranquilidad. Me estoy adaptando mucho mejor en la selección. Lo importante es hacerlo lo mejor posible. Hay que aprovechar el tiempo que nos otorgue el seleccionador,

Relación con Sergio Ramos.

Es una gran persona pero en el derbi nos pegaremos. Ya le he dejado claro que en el derbi, si hay que pelear, hay que pelear y ya está.

Posible fichaje de Dybala.

No me he enterado de nada. Dybala es un grandísimo jugador y en el Atlético siempre queremos a los mejores jugadores.