• El defensa francés ha alcanzado ya la cifra de los 100 partidos como rojiblanco y tendrá su placa de leyenda.

Con el partido de Champions League ante el Borussia Dortmund, Lucas Hernández ha llegado a los 100 partidos con la elástica colchonera, por lo que ya es leyenda en el Atlético de Madrid. Por lo menos en los estándares que marca el club colchonero para que uno de sus futbolistas tenga una placa en el conocido como ‘Paseo de Leyendas’. Con apenas 22 años ya es uno de los jugadores más importantes del equipo colchonero, siendo de una utilidad brutal para Simeone, que lo ha empleado como lateral y como central indistintamente, cuajando actuaciones de calidad en cualquiera de las apariciones que ha tenido.

El marsellés debutó 3 de diciembre de 2014 con la elástica rojiblanca. Durante estos 100 partidos, 65 de esos partidos han resultado como victoria, apenas ha perdido 14 y ha empatado 20. Titular indiscutible en su club, ganador de la Europa League, campeón del mundo, de la Supercopa de Europa, padre de su primer hijo. A Lucas Hernández no le puede ir mejor en su vida profesional y deportiva. Sus 100 partidos con el Atlético le consagran como uno de los jugadores con más presente y mejor futuro en la historia de la entidad.

Pero no todo iba a ser alegría, ya que el defensa galo acabó el partido con unas molestias al igual que Giménez, ambos defensas pasaron este miércoles resonancias magnéticas para conocer el alcance de sus dolencias en la Clínica Universidad de Navarra. Lucas Hernández sufre “una lesión miotendinosa en la musculatura aductora del muslo derecho” y Giménez una lesión en la cicatriz sobre la que ya tuvo en la musculatura isquiotibial hace aproximadamente un mes. Ambos futbolistas quedan “pendientes de evolución” según el comunicado del Atlético, que no especifica grado de las lesiones ni tiempo estimado de recuperación.