• Aarón y Saúl Ñíguez, se han convertido en los primeros hermanos en disputar un partido en el Estadio Metropolitano.

Históricamente, en el mundo del fútbol, han existido varias parejas de hermanos que han jugado en la misma liga o incluso en el mismo equipo. Los hermanos Frank y Ronald de Boer militaron juntos en el Ajax, Thiago y Rafinha Alcántara compartieron vestuario en el Barcelona, o sin salir de nuestra liga, Diego y Gabi Milito jugaron juntos en el Real Zaragoza. Pues los hermanos Saúl y Aarón Ñíguez han hecho historia al convertirse en los primeros hermanos que disputan un partido en el Metropolitano, aunque eso sí, con diferentes equipos.

Mientras que Saúl Ñíguez, con tan sólo 23 años, se ha convertido en un referente del Atlético de Madrid, su hermano Aarón de 29 años, milita en un histórico como el Real Oviedo. Sin embargo, Saúl y Aarón no son los únicos Ñíguez que se dedican al fútbol, Jonathan Ñíguez de 33 años, también es futbolista. El hermano mayor de los Ñíguez milita actualmente en el Elche, localidad en la que han nacido los tres hermanos futbolistas. Aunque el pequeño de los tres hermanos es el que más fama ha alcanzado, los otros dos también tienen un papel fundamental en sus clubes.

El pasado domingo, cuando Rayo Majadahonda y Real Oviedo se vieron las caras en el Metropolitano, sucedió algo inédito hasta el momento. Aarón, que disputó 73 minutos del partido, hizo que tanto él como Saúl, se convirtieran en los primeros hermanos en disputar un partido en el Metropolitano. ‘Desgraciadamente’ para Saúl, no pudo ver el partido en directo desde el palco del estadio, porque estaba concentrado con la selección española.

Este récord pudo batirse la temporada pasada, cuando el Elche visitó el feudo rojiblanco en dieciseisavos de Copa, pero Aarón había abandonado la disciplina ilicitana dos temporadas antes. El récord también estuvo en peligro con los hermanos Hernández, todo hacía indicar que Lucas y Theo iban a compartir equipo, pero el pequeño de los hermanos decidió abandonar desagradecidamente la entidad rojiblanca. Así pues, Saúl y Aarón se llevaron el récord, convirtiéndose así en los primeros hermanos en disputar un partido en el Estadio Metropolitano.