• El Atlético de Madrid se llevó la victoria en el duelo de ida de dieciseisavos de final, pero no cierra la eliminatoria.

El Atlético de Madrid consiguió la victoria en su visita al Narcís Sala y dio el primer paso para meterse en octavos de final de la Copa del Rey. El equipo rojiblanco se llevó el partido gracias a un solitario gol de Gelson Martins, que se estrenó como titular y como goleador del Atlético, pero acabó pidiendo la hora ante un Sant Andreu que no le perdió la cara ni al encuentro, ni a la eliminatoria. El conjunto catalán, que contó con varias ocasiones para conseguir el empate, no vio recompensado el gran encuentro que cuajó. No olvidemos que el Sant Andreu milita en Tercera División mientras que el Atlético es uno de los tres mejores equipos de España.

Diego Pablo Simeone, que vio el partido desde la grada debido a una sanción arrastrada de la pasada temporada, alineó un equipo con la unidad B, pero muy competitivo. Adán en lugar de Oblak, la presencia de Montero, la vuelta de Vitolo tras  más de dos meses de ausencia, y la titularidad -al fín- de Gelson Martins, fueron las principales novedades en el once titular del técnico argentino. Un equipo con los teóricos suplentes, pero que bien podrían ser titulares en muchos equipos de LaLiga Santander.

El que mejor aprovechó su oportunidad fue Gelson Martins. El internacional portugués cuajó un gran encuentro tanto arriba en punta acompañando a Kalinic, cómo cuando cayó a la banda con la entrada de Correa. Y obtuvo su merecido premio en la primera mitad cuando adelantó al Atlético en el marcador. Una gran jugada al primer toque entre Lemar, Kalinic y Thomas, acabó con un pase entre líneas de Vitolo hacia un Gelson que batió con su pierna menos buena al guardameta del Sant Andreu.

La segunda parte comenzó con un Sant Andreu que no dejó de competir en todo el encuentro. El conjunto catalán no se rindió y dio plantó cara los noventa minutos al Atlético de Madrid. Con el correr de los minutos y al ver que el marcador no aumentaba, el conjunto local decidió dar un paso adelante y casi acaba consiguiendo su objetivo. Elhadjique había entrado en la segunda parte, fue un quebradero de cabeza para toda la defensa rojiblanca. Primero con un disparo que provocó una gran estirada de Adán, y más tarde con un asistencia a Noguera que tan sólo el larguero evitó que el balón entrará en la portería. Al final, la victoria y medio billete vuelan a Madrid y  Simeone ve como su ‘unocerismo’ sale reforzado una vez más.