El Atlético de Madrid Femenino consiguió su segundo título de Liga de su historia este pasado domingo tras rozar la perfección en Zaragoza (1-6).

Apenas un año después, el Atlético de Madrid Femenino volvió a proclamarse campeón de Liga. Las chicas de Ángel Villacampa se han vuelto a erigir en el mejor equipo de España. El conjunto rojiblanco estaba obligado a ganar en Zaragoza y no falló. Es más, en el primer tiempo ya tenía encarrilado el triunfo y el título, porque se marchó al descanso con una amplia ventaja que supo administrar en el segundo acto e incluso aumentar. De esta forma, el cuadro colchonero ha roto el dominio que ejercía el Barcelona en las últimas temporadas y, de paso, se ha asentado en la élite del fútbol femenino español. Ahora sólo falta dar un paso adelante en Europa.

En esta Liga, el Atlético ha sufrido muchísimo para conseguir la gloria. El Barcelona partía como claro favorito para arrebatar el título liguero a las madrileñas debido a los grandes fichajes que había realizado el pasado verano para volver a recuperar el cetro doméstico. Entre esos fichajes podríamos destacar el fichaje de la neerlandesa Mertens, elegida mejor jugadora por la UEFA la pasada temporada o también otro refuerzo que dolió más aún si cabe en el Atlético. Mapi León, una de las jugadoras más destacadas del Atleti en la 2016/2017, cogió el puente aéreo y se marchó a la ciudad condal para jugar en el Barcelona. A pesar de todo, el Atlético ha sido más regular a lo largo del campeonato y se ha llevado el gato al agua.

Eso sí, para conseguir la gloria, el Atlético también se ha visto obligado a reforzarse. Destaca un nombre por encima del resto: Ludmila da Silva. La brasileña ha sido clave en algunos momentos de la temporada. Sus goles han servido al conjunto rojiblanco para revalidar el título. Su lesión en el mes de marzo provocó una bajada importante en el rendimiento del equipo, momento en el que parecía complicado que el Atlético pudiera volver a ser campeón de Liga. Su vuelta a los terrenos de juego tras un mes alejada de ellos ha supuesto un soplo de aire fresco a las atacantes rojiblancas, que se han visto ayudadas por el regreso de la ariete “canarinha”.

Sería muy injusto no destacar a la columna vertebral del equipo en las últimas temporadas y, que ha vuelto a ser decisiva en la consecución del segundo título liguero. Hablamos de Lola Gallardo, Kenti Robles, Carmen Menayo, Ángela Sampedro, Silvia Meseguer, Ángela Sosa o Sonia Bermúdez, entre otras. Ésta última ha vuelto a ser la máxima realizadora del equipo. Su gran final de temporada demuestra que se encuentra en el mejor momento de su carrera y que aún dará mucho que hablar a pesar de los 33 años que figuran en su DNI.

Por último, la labor fantástica de Lola Romero, presidenta del Atlético, han hecho que el conjunto madrileño disfrute de unos años fantásticos. En estos tres últimos años, el cuadro colchonero se ha alzado con una Copa de la Reina y dos Ligas, algo impensable hace unas temporadas. Que siga la fiesta.