Girona y Leganés se tuvieron que conformar con un reparto de puntos tras empatar en un partido igualado disputado en Montilivi. Los madrileños siguen manteniendo el liderato y no pierden puntos con sus perseguidores gracias al resto de resultados de la jornada

Se presentaba un partido precioso en Montilivi entre los dos mejores equipos del 2016 y lo cierto es que no defraudó. Comenzó el encuentro con mucha intensidad e intento de control de balón de ambo equipos. El Leganés, conocedor del resto de resultados de la jornada sabía que tenía una oportunidad única para distanciarse aún más de sus perseguidores y como siempre salió al choque sin tomar riesgos.

La primera gran ocasión iba a llegar en el minuto 17 cuando el colegiado anulaba un gol al central local Kiko Olivas por una presunta falta sobre el guardameta Serantes. Con el paso de los minutos el equipo catalán fue creciendo y tras un primera media hora de dominio alterno se hizo con la posesión del balón.

Los de Garitano, que venían de perder en el último encuentro disputado en casa frente al Tenerife, no se sentían cómodos y en el minuto 30 el árbitro anulaba otro gol al Girona. Esta vez había sido Lekic el que había visto puerta pero en posición de fuera de juego. Con el empate a cero y una sensación de igualdad tremenda en los últimos minutos se llegaba a tiempo de descanso.

Tras la reanudación le costó al Leganés coger el ritmo que había mostrado en la primera mitad y eso lo aprovechó un Girona que avisó a los 55 minutos con disparo lejano de Borja García que despejaba Serantes y que en el rechace Cristián Herrera no acertó a encontrar portería. Szymanowski, que entró en la primera parte por el lesionado Omar, tuvo a la contra la oportunidad de adelantar a los suyos.

Sin embargo el Girona iba a aprovechar sus mejores momentos del choque para adelantarse en el marcador. Gran internada de Javi Alamo por la izquierda y Lekic que no perdona dentro del área. Un gol que colocaba a los catalanes muy cerca de los puestos de playoffs. No iba a tardar en reaccionar el líder de la categoría. Un centro de Szymanowski lo terminaba rematando al fondo de la red Timor y volvía a colocar el empate en el marcador con veinte minutos aún por jugarse en Montilivi.

Tras el empate a uno el encuentro se convirtió en un correcalles y pudo decantarse para cualquiera de los dos equipos. Primero Borja pudo adelantar al Girona en una cesión señalada por el colegiado pero la zaga local evitaba el gol sobre la misma línea. Poco después Mata no pudo definir en el mano a mano con Serantes y por último Szymanowski gozó de la última ocasión del encuentro con un remate cruzado que atrapó Becerra. Con este empate el Leganés sigue liderando la clasificación de la Liga y mantiene la distancia con sus perseguidores, mientras que el Girona continúa a cinco puntos de los puestos de promoción tras acumular dos partidos sin conocer la victoria.