• El Atlético se pone líder provisionalmente tras ganar al Betis por 1-0 con un solitario gol de Correa.

Con la derrota del Real Madrid ayer frente al Alavés en el aire, Atlético y Betis afrontaban su partido correspondiente a la jornada 8 de LaLiga Santander con pleno conocimiento de que ganar podría colocarles como líderes provisionales antes del parón de selecciones. Simeone, presentó un 11 con la principal novedad protagonizada por Kalinic que reemplazó a Diego Costa, lesionado el pasado miércoles, además de la entrada al once de Filipe Luis y Rodrigo en lugar de Arias y Thomas. Setién, por su parte, optó por sacar a su once de gala.

El encuentro dirigido por Undiano Mallenco comenzó con posesión del Betis en un Metropolitano que lucía una muy buena entrada. Sin tiempo para acomodarse, el encuentro comenzó con mucha intensidad por parte de ambos equipos, en especial de los rojiblancos, que establecieron una presión muy alta sobre la zaga bética que hizo posible las combinaciones entre los locales y no permitió a los béticos desarrollar su juego en el inicio. Pese al buen inicio de los colchoneros, fue el Betis quien tuvo la primera gran ocasión en las botas de Loren, que encontró un hueco entre los centrales tras un gran pase que le llevó a la frontal del área donde disparó fuera sin poner en mucho peligro a Jan Oblak y quien según pasaba el tiempo se hacía con el peso del partido.

Poco iba a tardar Quique Setién en encontrar su primer contratiempo: Guardado cayó lesionado al cumplir el primer cuarto de hora aquejándose de la parte posterior del muslo de su pierna derecha, lo que le obligó a pedir el cambio y forzar la entrada de William Carvalho cuando apenas había comenzado el encuentro. El primer tiempo, marcado por la intensidad, dejó al Betis dominando ligeramente el encuentro pero con llegadas contadas al marco rival que no crearon excesivo peligro. Ninguno de los dos equipos conseguía conectar con sus delanteros mientas el crono se iba vaciando en campo colchonero, donde la bola corrió más durante los primeros compases del partido.

El Atlético seguía presionando arriba, sabiendo que era la única manera de cortar los sucesivos pases que los visitantes realizaban, pero en el momento que se conseguía robar el balón, tanto Kalinic como Griezmann estaban lentos en la recepción y no eran capaces de hilvanar alguna jugada de peligro. El Betis, en cambio, seguía intentándolo por las bandas, donde generaban centros peligrosos que la zaga colchonera repelía sin problema. Fue el Betis quien recibió la primera amarilla en un encuentro trabado a apenas 5 minutos del final del primer tiempo tras cortar Junior un contraataque peligroso dirigido por Lucas. El primer tiempo finalizó tras un par de intentos de los de Simeone a balón parado que no fueron efectivos, en un choque en el que ambos equipos firmaban el empate al descanso tras una primera mitad muy poco vistosa, muy intensa en la que los porteros fueron meros espectadores.

La segunda mitad, que arrancó con los mismos jugadores que se fueron al túnel de vestuarios al término de la primera parte, comenzó con Juanfran como primer amonestado local. El encuentro se reanudó mucho más interesante y con un juego más bonito, el descanso pareció dar alas especialmente al Atlético, más ofensivo que en cualquier otra parte del partido. Fue Griezmann quien se atrevió a realizar el primer tiro a puerta repelido por Pau López, y acto seguido, Kalinic, desaparecido hasta entonces, tuvo la mejor ocasión hasta el momento con un tiro con rosca desde la frontal del área que acabo en el palo. Los rojiblancos, empezaban a gozar de sus mejores minutos en los que fue capaz de encerrar al Betis. Rodri, también lo intentó desde fuera del área con un disparo raso muy bien detenido por Pau López. El Atleti, se vino arriba y el Betis no era capaz de pararlo. Justo en ese momento, Simeone movió ficha dando la oportunidad a Correa, que sería protagonista en lugar de un Lemar que no brindó su mejor partido con la zamarra rojiblanca.

Los locales lo siguieron intentando: Kalinic volvía a aparecer con un potente disparo en el área que acabó con una gran parada de Pau tras una preciosa jugada colectiva. El Betis no generaba peligro exceptuando algún centro aislado, los colchoneros le habían dado la vuelta a la tortilla y era el Atlético de Madrid quien llevaba el peso del partido. Setién, reaccionó moviendo ficha y cambiando a un Joaquín que no tuvo su mejor día por Tello, y a su vez, Simeone introdujo a Thomas en lugar de Kalinic, que se marchó ovacionado del Metropolitano en su primer partido como titular tras una buena actuación especialmente en esta segunda parte. El Atlético, con más aire que el Betis, lo intentaba con insistencia buscando ganar en velocidad a los defensores verdiblancos, en un Metropolitano que ya se empezaba a desquiciar porque veía superior a su equipo en el campo, pero no aún en el marcador…

hasta que en el minuto 74, tras la entrada de Arias, Junior pierde la pelota frente a Correa, quien se asocia con Thomas y tras llegar a la frontal engancha un disparo ajustado al poste que no pudo detener Pau, lo que supuso el primer gol del Atlético que se ponía por delante en el marcador. Simeone enloqueció en la zona técnica sabedor de la importancia que tenía ese gol. El Betis, por debajo en el marcador, movió ficha desde el banquillo, y entró Sanabria en lugar de Francis con el objetivo de revertir la situación. No bajó los brazos el equipo andaluz, que en la siguiente jugada tuvo el empate en lo que fue su ocasión más clara en todo el encuentro: centro bombeado al segundo palo en el que Mandi se impone a Lucas y envía fuera un balón a bocajarro que tenía más opciones de acabar dentro que fuera. El Atleti afrontó los minutos finales algo nervioso, con perdidas y balones muertos que bien hubieran podido generar jugadas de peligro, pero también, tentando el segundo gol con un cabezazo de Godín en un córner dirigido a la escuadra que muy bien sacó el meta visitante. El Betis, se negaba a irse del Metropolitano derrotado, y no dejó de luchar hasta el final, Sanabria tuvo una falta que cerca estuvo de entrar y Junior tuvo una buena ocasión tras un centro derivado de un córner que enganchó mal.

Finalmente, la victoria se quedó en el Metropolitano tras dos minutos de descuento que acabaron con Simeone corriendo hacia el túnel de vestuarios, en un encuentro que no ha sido muy brillante en cuanto a juego. El Atlético, se pone con 15 puntos en un duelo que ha estado marcado por el acierto de Diego Pablo Simeone en los cambios con el gol de Correa a pase de Thomas, y el Betis, pese a dar una buena imagen, no pudo generar peligro prácticamente en todo el partido y se queda con 12 puntos antes del parón de selecciones en un partido que deja como líder provisional al Atlético de Madrid a la espera de lo que el Barça haga esta noche frente al Valencia.