Los rojiblancos finalizan la temporada en segunda posición. Koke fue el autor del tanto que dio los tres puntos al Atlético. Oblak paró su tercer esta temporada. Ningún jugador rojiblanco salió lesionado.

El Atlético de Madrid se aseguró la segunda posición tras conseguir la victoria en su visita al Estadio Coliseum Alfonso Pérez. Sorprendió Simeone con su alineación, que podría ser perfectamente este miércoles el once inicial de la final de la Europa League. Sin descansos, con la dupla Costa-Griezmann arriba. Precisamente el francés fue el mejor de una primera parte donde hubo más entradas duras que juego y ocasiones.

El Atlético no tardó en adelantarse en el marcador en su primer aproximación a portería. Griezmann se inventa una gran jugada con giro sobre si mismo para sortear a su rival para luego dejarle un gran balón a Koke que con un disparo cruzado muy bien colocado, adelantaba a los del “Cholo“. Buscó el empate Jorge Molina en una jugada parecida a la que hace Griezmann en el primer gol pero Oblak salió rápido al corte del centro en el área pequeña.  Diego Costa tuvo el 0-2 en sus botas tocando a la media hora de partido. Se plantó sólo el delantero del Atlético ante Guaita tras un delicioso pase entre líneas de Antoine, pero Guaita le adivinó las intenciones. El Getafe no inmutó en ningún momento a un Oblak que fue un espectador más del primer tiempo.

La segunda parte no cambió el guión. El Getafe tenía más el balón ante un Atlético que se dedicaba a aguantar el resultado, como en tantos otros partidos. Los locales, pese a tener el balón no generaban ningún tipo de peligro. Sólo Antunes tras un mal rechace de un córner tuvo la oportunidad de empatar, pero su disparo lo mandó a las nubes. Pero a falta de 15 minutos para el final llegó la jugada que pudo cambiar el futuro del Getafe. El colegiado del encuentro señaló un más que polémico penalti de Godín sobre Ángel. Fajr, encargado de tirarlo, lo falló. De hecho, Oblak realizó un auténtico paradón con una estirada a media altura y una mano prodigiosa para mantener el 0-1 en el marcador. Es el  tercer penalti, en cuatro lanzamientos, que detiene Oblak esta temporada. Séptimo penalti que el equipo de Bordalás falla esta temporada. Gracias al tanto de Koke y a las paradas de Oblak, el conjunto rojiblanco se llevó los tres puntos y lo que es más importante, ninguna lesión para la gran final de Lyon.