El sábado -12 de mayor- a las 18:30 se disputará el partido correspondiente a la jornada 37 -penúltima fecha del torneo- en el Coliseum Alfonso Pérez. Un encuentro que enfrentará al Getafe CF y al Atlético de Madrid.

El 12 de mayo -sábado- a las 18:30 se disputará un derbi madrileño entre el Getafe CF y el Atlético de Madrid, un partido dirigido por Javier Alberola -árbitro del Comité de Árbitros de Castilla-La Mancha-.

El Getafe, que viene de cosechar una racha de cinco partidos sin conocer la derrota, se encuentran octavos en la clasificación, a dos puntos del Sevilla FC, equipo que ocupa la última posición que certifica el billete a Europa. Los de Bordalás quieren alcanzar esa plaza que le permite jugar en la Europa League la próxima temporada, tras una temporada de ensueño los locales están muy cerca de la guinda del pastel. No tendrán nada fácil conseguir los tres puntos, pues, no vencen en casa a los colchoneros desde la temporada 2011/12. Su último partido se saldó con una victoria por la mínima frente a Las Palmas, equipo ya de segunda división, gracias a un solitario gol de Ángel, en los últimos compases del partido.

Simeone y los suyos vienen de recibir una dura derrota en el Metropolitano, la primera en liga, frente al Espanyol por dos goles a cero, en un once de circunstancia. Para evitar repetir otro tropiezo más, en la lista de convocado están todos los jugadores de la primera plantilla, y posiblemente, veamos una alineación menos experimental que en la jornada pasada. Los que mañana serán visitantes tienen la mente puesta en otra parte, debido a que este próximo miércoles tendrán que disputar la final de la Uefa Europa League, en Lyon. Con la segunda plaza asegurada, tras la derrota del Real Madrid en Sevilla el miércoles -9 de mayo- pasado.

Ambos conjuntos se caracterizan por la intensidad que imprimen los dos equipos, otra de las facetas del juego que comparten es la solidaridad defensiva, ya que, los locales son el tercer equipo menos goleado de LaLiga; en frente tendrán al equipo menos goleado de la temporada y uno de los equipos menos goleados en las cinco grandes ligas. También, sus entrenadores comparten esa pasión que nos tienen acostumbrados quedándose sus respectivas áreas técnicas pequeñas, causan la sensación de estar enjaulados.

Mañana presenciaremos un derbi, con todo en juego -por parte de los azulones- y con nada -por parte de los colchoneros-. Pero, más allá de la relevancia a la hora de afrontar el choque, los dos clubes saltarán al césped del Coliseum con una única premisa: ganar.