• El centrocampista español fue titular frente a Bosnia y completó un gran encuentro.

Rodrigo Hernández está siendo uno de los jugadores más destacados en lo que llevamos de temporada. Desde su fichaje por el Atlético de Madrid en el mercado veraniego, el joven madrileño ha realizado grandes actuaciones. Estas han servido para que el canterano colchonero se asiente como titular en el centro del campo del equipo de Diego Pablo Simeone, así como para ser llamado por Luis Enrique para la selección.

Y es que Rodrigo ha realizado una campaña espectacular hasta el momento. Su elegancia a la hora de jugar, su gran porcentaje de pases acertados y su inteligencia para posicionarse en el campo le han convertido en el cerebro del equipo rojiblanco. Su gran temporada no ha pasado desapercibida para el seleccionador nacional y ha sido convocado con España. Su estilo de juego y su forma de cuidar y sacar jugado el esférico recuerdan a Sergio Busquets, futbolista con el que el propio Rodrigo ha reconocido sentirse muy identificado. De hecho, el atlético es el principal favorito para coger la batuta de la selección cuando el catalán ya no esté.

Sin embargo, Rodrigo se lo toma con calma. Desde su debut con la selección española el 23 de marzo de 2018 frente a Alemania el ex del Villarreal ha vestido la zamarra nacional en cuatro ocasiones. La última fue en el amistoso que enfrentaba a España y Bosnia Herzegovina que acabó con victoria por un gol a cero del combinado español. En este encuentro Rodrigo disputó los 90 minutos y se mostró seguro con el balón, moviéndolo de un lado para el otro y ofreciéndose continuamente para recibirlo de nuevo. En pocos toques hacía llegar el cuero de la defensa al ataque.

Así pues, parece ser que poco a poco Rodrigo se está haciendo un hueco en el combinado nacional. Si sigue realizando buenas actuaciones, su titularidad será cuestión de tiempo.