Recital de la Selección Española en el último encuentro antes del Mundial. Diego Costa marcó el primer gol del partido. Isco (3), Thiago y Iago Aspas fueron los otros goleadores del partido.

El Metropolitano se vestía de gala para acoger un gran partido. Un España-Argentina que a pesar de ser amistoso dejó, como era de esperar, un espectáculo de fútbol en el que la selección local fue superior. Gran partido del cuadro de Lopetegui que controló desde el primer minuto de partido, con las ideas más claras que en el encuentro frente a Alemania y un esquema y juego más definidos. La selección de Sampaoli intentó manejar el balón, y aunque logró mantener la posesión, no conseguía imponer un juego que se movía en torno a las batutas de Isco y Andrés Iniesta.

Argentina pudo ponerse por delante al poco de comenzar el partido con un remate de Higuaín que la mandaba fuera cuando lo más difícil era fallarlo. No aprovechó la ocasión el combinado albiceleste y fue España la que comenzó adelantándose gracias a un tanto de Diego Costa. La bestia del Atlético de Madrid, que esta vez sí, salió de titular, se abalanzó sobre la portería de Sergio Romero y se dejó la pierna para poner el 1-0. Dio el susto el de Lagarto, que tuvo que ser atendido tras la acción: había chocado con el guardameta argentino, que tuvo que ser sustituido por Willy Caballero. A pesar de los dolores, Diego Costa continuó el partido y continuó dejándose la piel en cada jugada. Para que luego siga habiendo voces críticas con él.

La Selección Española siguió buscando el gol. Se tomaron muy en serio un partido que no parecía amistoso. La insistencia de España acabó con el 2-0, obra de Isco. Posteriormente Argentina recortaría distancias con un tanto de Otamendi en el que De Gea se equivocó y se comió el remate del jugador de la albiceleste. Argentina vivía ahora sus mejores momentos del partido, pero no fueron suficiente para parar a España, que en la segunda parte acabó sentenciando. Diego Costa se quedaría en el vestuario y dejaría su sitio a Iago Aspas, quien dio muy buenos resultados. Poco después entró Saúl, que sustituía a Andrés Iniesta tras un gran partido del albaceteño.

Antes de eso, llegaron los dos siguientes tantos de España, casi seguidos. En el minuto 52, Isco volvió a marcar para poner el 3-1 y seguidamente Thiago, tras una gran jugada de Iniesta y pase a Iago Aspas, que la acabaría dejando para que el ex barcelonista pusiese el cuarto. Con el partido ya sentenciado, no se relajó la Selección Española, que siguió buscando las ocasiones. Con un Koke colosal, que volvió a hacer un gran partido, demostrando que se merece ser titular en el Mundial. Argentina por su parte a penas se acercaba a la meta de De Gea. Pasado el minuto 65 Otamendi tuvo otra ocasión en la que un nuevo error del guardameta español pudo costar el tanto de Argentina. Esta vez el palo salvó el tanto.

Con Argentina ya rendida llegaron en quinto y sexto gol del partido, de manera seguida. De Gea pudo remediar sus fallos con una asistencia desde portería a Iago Aspas que acabó batiendo a Caballero. Justo después sería Isco, frente a una defensa que no opuso resistencia, quien pondría el 6-1 en el marcador. El cuadro de Lopetegui demostró estar un escalón por encima de la selección de Sampaoli, que sin Messi, hizo un ridículo espantoso en el Estadio Metropolitano. Buenas actuaciones de los rojiblancos Costa, Koke y Saúl, y como dato a destacar, la ovación del Metropolitano a Piqué, que tuvo molestias en la rodilla desde el primer tiempo y aún así se dejó la piel en un partido amistoso intrascendente, demostrando como siempre su compromiso con ‘La Roja’ a pesar de las críticas. España arrasó a Argentina y llegará al Mundial con muy buenas sensaciones.