La Selección Española Femenina cayó en la final del Mundial Sub 20 frente a Japón por 3-1 y tendrá que conformarse con ser subcampeonas.

No pudo ser. Tras hacer historia clasificándose para la final del Mundial Sub 20 Femenino, la Selección Española no pudo poner el broche de oro a la competición. Se encontró con Japón, a quien ya había ganado en fase de grupos. Pero esta vez el final iba a ser distinto. El cuadro nipón tiró de velocidad y rapidez en el juego para ganarle el terreno al combinado nacional dirigido por Pedro López, y un gol de Miyazawa abrió la cuenta para las asiáticas. Al final acabarían marcado tres. Un castigo demasiado duro para las españolas.

España fue quien tomó la iniciativa en ataque y tras unos primeros minutos de intentonas gracias a las conexiones entre Eva Navarro y Patri Guijarro, fue Japón la que fue creando cada vez más peligro. Aunque llegaba poco, tenía ocasiones de gol muy claras. Las asiáticas se marcharon con ventaja al descanso y fue en la segunda parte cuando terminaron de matar a las españolas. Un gol de Takarada puso el 2-0 en el marcador, y cuando quedaban aún 25 minutos para el final del partido, Fuka Nagano se encargó de hacer el tercero. Fueron auténticos golazos que certificaron el potencial ofensivo de las niponas.

La Selección Española intentó rehacerse y acortó distancias en el minuto 71 con un gol de Candela Andújar. Posteriormente Claudia Pina lo volvería a intentar, pero la guardameta japonesa evitó el 3-2. Pasaron los minutos y cada vez había menos opciones. España acabó perdiendo la tan ansiada final. Pero no por ello deja de ser un día histórico. El fútbol femenino ha vuelto a ganar en España, país que a pesar del subcampeonato, ve a sus jugadoras como auténticas campeonas del Mundo.