El conjunto madrileño no fue capaz de sacar partido a sus innumerables ocasiones y lo acabó pagando ante un equipazo que nunca le perdió la cara al partido como el CA Osasuna Magna

Duelo de alturas el de esta tarde de sábado en el cual se enfrentaban dos de los equipos más punteros de la LNFS. El conjunto interista llegaba al mismo después de sellar de forma brillante su clasificación para la Final Four de la UEFA Futsal Champions League que se disputará en abril, donde competirá con el FC Barcelona Lassa, Sporting CP y Kairat Almaty por el título. Por su parte, el equipo navarro iniciaba con este choque una semana de competición clave para entrar en la Copa de España, ya que también tendrá que enfrentarse a Aspil Vidal entre semana y al Barça el próximo sábado.

Empezó el partido con ocasiones muy claras para ambos bandos. Fue en primera instancia el CA Osasuna Magna el equipo que avisó primero nada mas realizarse el saque de centro. Martil consiguió generar una gran jugada por banda y sacar un disparo que se marchó muy cerca de la portería de Jesús Herrero. Por su parte, Movistar Inter tuvo la suya un minuto después tras una pérdida de Juninho en el área que no consiguió aprovechar Daniel, quien mandó el balón al palo con todo a favor. Sin duda un inicio de partido que ya mostraban lo igualados e intensos que iban a ser los cuarenta minutos.

A medida que pasaba el tiempo las ocasiones por parte de ambos equipos eran más claras. Fruto de ello fue el CA Osasuna Magna quien golpeó primero. Araça adelantó a su equipo en el minuto cinco al mandar un disparo lejano a las mallas de la portería interista tras una jugada de saque de banda. Nada pudo hacer Jesús Herrero ante la gran cantidad de jugadores que tenía delante suya que no le dejaron ver el balón.

Tras el tanto, el partido se inclinó hacia la balanza del conjunto navarro, que gozó de ocasiones muy claras en los siguientes minutos. Todo esto supuso que Jesús Velasco pidiese un tiempo muerto en el cual rogó a sus jugadores que diesen un paso adelante en defensa, ya que era Jesús Herrero quien estaba sosteniendo al equipo con grandes intervenciones.

Una vez traspasado el ecuador de la primera mitad, Movistar Inter trató de imprimir pausa en el partido mediante la posesión del balón, con el objetivo de cansar a una defensa muy correosa como la de Osasuna Magna. Fue precisamente en este tramo del partido donde Pola consiguió igualar la contienda con uno de los goles de la temporada. El gallego, que trataba de buscar apoyos para sacar el balón jugado, vio adelantado a Asier y mandó un disparo teledirigido desde cuarenta metros al fondo de la red, poniendo así el empate en el marcador. Un gol tremendo que igualaba un partido extraordinario.

Tras el empate, Movistar Inter se vino arriba y disfrutó de un par de ocasiones que no supo aprovechar. A pesar de ello, comenzó a dominar el encuentro, lo que llevó a Imanol Arregui a pedir un tiempo muerto para ordenar la defensa y animar a sus jugadores, que estaban pagando la cantidad de ocasiones que habían desperdiciado hasta entonces.

No ocurrió nada destacable en los últimos minutos de la primera parte, ya que ambos conjuntos se dedicaron a tratar de mantener la posesión y reservar fuerzas para una segunda mitad en la que se iba a decidir todo.

La segunda mitad tuvo un inicio en el cual fue Movistar Inter quien salió con una marcha más, decidido a imponer su condición de local. A pesar de ello, CA Osasuna Magna no le perdió la cara al encuentro y generó mucho peligro a partir de contragolpes.

Los primeros diez minutos de esta segunda parte no fueron tan entretenidos como los de la primera, pero ambos conjuntos impusieron un gran ritmo e intensidad en el juego. Tan solo buscaron la portería contraria a partir de disparos lejanos que no consiguieron inquietar mucho a dos grandes porteros como Jesús Herrero y Asier.

Una vez traspasado el ecuador de la segunda mitad, Ricardinho comenzó a hacer de las suyas y generó varias jugadas de peligro que combinó con detalles de calidad. Esto hizo que el público del Jorge Garbajosa se viniera arriba, y con él Movistar Inter, que disfrutó de sus mejores momentos del partido con Daniel y Carlos Ortiz echándose el equipo a las espaldas.

A pesar de ello, no ocurrió nada relevante hasta los últimos cuatro minutos, donde CA Osasuna Magna jugó con Araça como portero-jugador. Fue en estos instantes donde Movistar Inter estuvo más cerca de conseguir el gol, después de generar ocasiones muy claras que o bien sacó Asier o bien repelió el palo. Fue en una de estas ocasiones donde CA Osasuna Magna consiguió generar una contra infalible en la cual Chino marcó un gran gol por la escuadra ante la salida de Jesús Herrero. Todo esto cuando restaban poco más de dos minutos para el final.

Ante esta situación, Jesús Velasco se vio obligado a jugar con Bebe como portero-jugador. El equipo interista consiguió generar mucho peligro con Ricardinho como protagonista, pero Asier siguió en su línea y las sacó de todos los colores. Fue precisamente la actuación del portero navarro la que permitió a su equipo aguantar con la ventaja de 1-2 en el marcador y llevarse finalmente un partido con mucha acción donde probablemente lo más justo hubiese sido el empate.