El conjunto rojiblanco cayó eliminado de la Women Champions League tras perder de forma irrevocable por 12 – 2 en tierras germanas ante el Wolfsburgo.

No pudo ser. El Atlético de Madrid Féminas se despide de la Women Champions League tras caer con estrépito ante el Wolfsburgo, dos veces campeón de la máxima competición continental. Las pupilas de Jorge Villacampa iban con la intención de realizar una machada similar a la de hace dos temporadas, cuando el cuadro madrileño consiguió voltear un marcador adverso de 0-2 ante el Zorky ruso en su primera participación en la competición más importante del panorama europeo. Esta vez, la historia fue bien distinta. Cierto que el marcador era parejo con respecto a la eliminatoria del Zorky (0-3), pero el rival era, sin lugar a dudas, de más enjundia, uno de los grandes del continente, el Wolfsburgo.

Pronto se torcieron las cosas para el cuadro madrileño. Nada más arrancar el encuentro en el minuto 2, el Wolfsburgo ya se adelantaba en el marcador gracias a un remate inapelable de Popp tras una gran jugada ensayada del conjunto teutón. Este gol tempranero ponía el partido cuesta arriba para el Atlético y la eliminatoria quedaba vista para sentencia. Pero el equipo de la Volkswagen no levantaría el pie del acelerador ya que en apenas 16 minutos, las rojiblancas se vieron con cuatro goles de desventaja convirtiéndose el partido en una auténtica pesadilla. Poco a poco, el Atlético se metería en el juego buscando con más fluidez la portería rival y obtendría premio a esa insistencia en el minuto 31 gracias a Ludmila Da Silva que realizó una fantástica jugada personal para acortar distancias en el marcador, que en aquellos momentos ya figuraba un 5-1.

Apenas dos minutos después, el Wolfsburgo volvería a batir a Lola Gallardo. Esta vez, la goleadora era Dickenmann. Antes de finalizar el primer acto, Jucinara, uno de los refuerzos esta temporada del Atlético de Madrid, se introducía el esférico en su propia portería dejando a las claras que no fue la tarde del equipo madrileño. Justo al minuto siguiente, Dickermann volvería a anotar, lo que era su segunda diana del encuentro y el octavo del conjunto alemán. Se llegaba al descanso con un doloroso resultado de 8-1.

Para parar la hemorragia, Villacampa dio entrada en el terreno de juego a Amanda Sampedro y a Silvia Meseguer en detrimento de Carla Bautista y Marta Cazalla. Pero nada más lejos de la realidad porque, al cuarto minuto del segundo tiempo, la maquinaria alemana seguía funcionando a la perfección siendo esta vez Harder la goleadora. Tras el 9-1, el partido bajó en revoluciones pero eso tampoco impidió que el Wolfsburgo consiguiera aumentar aún más la ventaja gracias a los goles de Wullaert y de Hansen. Con un abultadísimo resultado de 11-1, el Atlético afiló sus garras y dio un paso al frente en la figura de una Sonia Bermúdez que lograría reducir la ventaja en el minuto 76 de partido. Pese a la superioridad del conjunto dirigido por Ralf Kellermann, el cuadro colchonero nunca dio su brazo a torcer.

El último gol del encuentro llegó en la recta final y fue obra, de nuevo, de Wullaert, que certificaba la clasificación del Wolfsburgo para los octavos de final de la Women Champions League, convirtiendo al cuadro germano en uno de los candidatos a alzarse con el cetro continental en la presente campaña. Esta eliminatoria también servirá a un Atlético de Madrid para convertirse en mejor equipo y prepararse mejor para la próxima ocasión en la que participe en la máxima competición continental.