El Atlético de Madrid se proclamó campeón de la UEFA Europa League tras imponerse al Olympique de Marsella por 0-3 con doblete de Antoine Griezmann y un tanto de Gabi.

El Atlético de Madrid se proclamó campeón de su tercera Europa League tras imponerse por 0-3 a un Olympique de Marsella que controló el partido durante los primeros minutos. El Marsella jugaba prácticamente en casa, a pesar de hacerlo en el estadio de su eterno rival. Pues la mayoría de aficionados eran del conjunto francés. Y por si no eran suficientes, iba a ser otro francés el que iba a brillar en el campo: Antoine Griezmann. El delantero rojiblano, sí, rojiblanco, hizo los dos goles que valieron un título europeo 6 años después. Gabi puso la guinda con el tercer gol a 3 minutos para el final del partido.

Desde el saque inicial, en el que el Olympique de Marsella decidió renunciar a la posesión de la pelota y mandar el esférico a saque de banda a favor del Atlético en su propio campo, se intuía que el cuadro francés  buscaría apretar al conjunto rojiblanco e imprimir un ritmo alto al encuentro. Nuestras intuiciones se confirmaron cuando con tan sólo cuatro minutos transcurridos, los de Rudi Garcia tuvieron la primera gran oportunidad del encuentro para abrir el marcador. Un gran pase entre líneas de Payet, llegó a los pies de un Valère Germain que afortunadamente para los intereses rojiblancos no estuvo afortunado en el mano a mano ante Jan Oblak. Su disparo salió por encima del larguero.

El Olympique tenía el dominio de la posesión y le estaba imprimiendo un ritmo alto al encuentro, sin embargo, la de Germain fue la única ocasión clara que tuvo el conjunto Marsellés en toda la primera parte. El peso en ataque lo llevaba un Lucas Ocampos que fue un quebradero de cabeza para Vrsaljko durante toda la primera mitad. Pero el Atlético supo aguantar las acometidas rivales y aprovechar un error defensivo de los de Rudi Garcia. El guardameta congoleño Steve Mandanda, realizó una mala entrega a un Anguissa que controló de manera horrorosa el envío de su portero, facilitando así la recuperación por parte de los rojiblancos. Gabi cedió a Griezmann para que el galo en el mano a mano ante Mandanda no falle e inaugure el marcador.

Para más inri, el encuentro se iba a poner más cuesta arriba para el conjunto francés justo antes de llegar al descanso. Dimitri Payet, uno de los jugadores más importante del Olympique de Marsella, vio como su participación en el partido llegaba a su fin antes de lo que él esperaba. Pese a que el jugador francés aseguró en la rueda de prensa previa al partido que llegaba al 100% físicamente, lo cierto es que se resintió de sus problemas musculares y tuvo que dejar su sitio a Maxime Lopez.

Tras el paso por vestuarios, Simeone quiso asegurarse de que todos sus jugadores terminasen el encuentro, y por eso Juanfran entró en lugar de Vrsaljko. El croata vio la cartulina amarilla en la recta final de la primera mitad. El partido se pondría más a favor para los rojiblancos en el minuto 49. Antoine Griezmann volvió a a ver puerta tras una gran asistencia de Koke. El delantero francés que tras el pase de Koke se quedó mano a mano con Mandanda resolvió con una maravillosa picadita.

A raíz del segundo gol rojiblanco, los pupilos de Diego Pablo Simeone se asentaron sobre el terreno de juego y se mostraron más cómodos con la posesión de la pelota. El Atlético consiguió llevar el partido a donde más cómodos se sentía, pero no sin renunciar a marcar un tercer tanto que finiquitara la final.  El Olympique por su parte, introdujo cambios en busca de cambiar el ritmo del partido. N’Jie y Mitroglou ingresaron al terreno de juego con la intención de acortar distancias en el marcador, y a punto de hacerlo estuvo el griego Mitroglou. Sin embargo su cabezazo lo escupió la madera. Esta ocasión en el minuto 80, despertó al público francés que había permanecido en silencio prácticamente toda la segunda parte.

Sin embargo, el Olympique despertó cuando le quedaba poco y mucha distancia que recorrer. Distancia que se vería aumentada tras el tercer gol de los rojiblancos obra del capitán Gabi con un disparo cruzado. Así pues el Atlético consiguió levantar su tercera Europa League. Los rojiblancos han disputado tres finales de esta competición y han salido victoriosos de las tres.