Lola Gallardo, Amanda Sampedro, Marta Corredera, Silvia Meseguer, Kenti Robles y Andrea Pereira no salieron de inicio.

El resultado de 0-3 en la ida de la UEFA Women’s Champions dejaba pocas opciones para un Atlético de Madrid Femenino que finalmente regresó de Alemania con un 12-2 en contra frente al Wolfsburgo en el partido de vuelta. Para este encuentro el técnico rojiblanco decidió dar oportunidades a las menos habituales y salió con el equipo suplente en un once sorprendente que, lejos de buscar la remontada, sirvió para dar minutos en competición europea a las jugadras que aún no habían tenido su oportunidad.

Entre las titulares no se encontraban Lola Gallardo, Amanda Sampedro, Marta Corredera, Silvia Meseguer, Kenti Robles o Andrea Pereira. Fueron sustituidas por las menos habituales, que habían gozado de alguna oportunidad en Liga Iberdrola, pero no de forma conjunta en un mismo once inicial. Villacampa por otro lado, quiso contar con jugadoras como Sonia Bermúdez, o Menayo, Jucinara y Ludmila, más habituales en estas primeras jornadas del campeonato nacional.

El técnico manchego decidió que la vuelta de la UEFA Women’s Champions League debía servir de oportunidad para, por ejemplo, la segunda guardameta, Andreea Paraluta, en lugar de Lola Gallardo. Mientras, estrenó titularidad para Viola Calligaris, que de sus tres partidos jugados con el Atlético de Madrid, ninguno había sido de inicio. Otras jugadoras como Laia Aleixandri (un partido como titular y otros tres desde el banquillo), Cazalla (un partido como titular) o Carla Bautista (una titularidad y dos partidos desde el banquillo), sí habían tenido más oportunidades a lo largo de lo que va de temporada liguera.