• El ya ex seleccionador esloveno Tomaz Kavcic criticó duramente a Oblak tras su decisión de no acudir a la selección por unas molestias, después de empatar ante Chipre.

Eslovenia dice adiós a su seleccionador nacional. Tomaz Kavcic ha sido destituido por acusar a Oblak de mentiroso en declaraciones en rueda de prensa. El enfado del entrenador vino a raíz de la decisión del guardameta del Atlético de Madrid de abandonar la Selección hasta que estuviera totalmente recuperado de las molestias en el antebrazo que arrastra desde hace semanas. Decisión que había sido trasladada por el jugador al presidente de la Federación, Radenko Mijatovic, pero no al seleccionador.

Kavcic estalló en rueda de prensa tras el empate sufrido ente Chipre: “No soy el culpable y tal vez no vuelva a estar aquí, pero no soy el culpable”, comentó el ya ex seleccionador para posteriormente echar las culpas a Oblak: “Lo necesitamos aquí, para él las puertas están abiertas porque lo tienen que estar, pero quiero hablar las cosas a la cara y Jan no me habla. Le conozco desde los 16 años y está tan engañado… Es una tristeza, es mi gran derrota personal. Nunca habló conmigo y el presidente fue quien me dijo sus palabras. Jan dijo mentiras desde Madrid sin hablar conmigo“, declaró el entrenador.

La reacción de la Federación de Eslovenia no se ha hecho esperar y tan sólo un día después Tomaz Kavcic ha sido fulminado. Si los resultados no acompañaban al equipo y la labor del seleccionador estaba cuestionada, estas declaraciones sobre el jugador más importante del país ya han sido la gota que ha colmado el vaso, según han informado varios medios eslovenos. Oblak, mientras tanto, sigue entrenando con el Atlético, donde precisamente ha estado recuperándose de esas molestias durante toda la semana de compromisos internacionales.