• Los dos goles de Griezmann ayer ante Alemania, valen para que la selección francesa esté tan sólo a un punto de los playoff y presenta su candidatura para el Balón de Oro.

Antoine Griezmann, jugador del Atlético de Madrid, está viviendo probablemente la mejor temporada de su carrera. Si en 2016, perdió la final de la Champions fallando un penalti y la final de la Eurocopa disputada en su país, en 2018 se ha sacado hasta la última espina. El internacional francés ha levantado la Europa League y la Supercopa de Europa con el Atlético y el Mundial con su selección. 

Además, de los títulos colectivos, Griezmann también ha vivido en este 2018 su mejor curso en cuanto a lo individual. Ha sido decisivo en dos de las tres finales que ha disputado esta campaña. Anotó dos goles en la final de Lyon y uno en la final del Mundial. Además, anotó gol en todas las eliminatoria de la Europa League y cuatro goles en el Mundial. Su influencia es tal, que en este 2018, Griezmann ha participado en el 90% de los goles del Atlético. Ya sea marcando goles, o repartiendo asistencias.

La de ayer fue una prueba más de lo que es capaz el jugador galo. Su selección se jugaba el liderato del grupo en la Nations League con Alemania. La campeona del mundo hace cuatro años. El cuadro galo, se vio a las primeras de cambio abajo en el marcador, pero en ese momento emergió la figura de Antoine Griezmann que con dos goles remontó el partido y dejó la victoria en suelo francés.

El primero de ellos fue de cabeza tras un centro de su compañero de equipo Lucas Hernández. Griezmann realizó un gran remate de cabeza para poner las tablas en el marcador en el minuto 62 de partido. Y 18 minutos más tarde, Griezmann anotaría el gol de la remontada desde los once metros. Estos dos goles, además de dejar a Francia a un punto de la clasificación para los playoff, también hacen que Griezmann se cuele en el top 10 de goleadores de la historia de la selección francesa. Y deje claro, que es uno de los favoritos para llevarse el Balón de Oro.