• El delantero del Atlético B ha marcado gol por segunda jornada consecutiva

Borja Garcés, delantero del Atlético de Madrid B que ya ha debutado oficialmente con el primer equipo, atendió a la web del club tras haber sido ayer el autor del primer gol de la victoria por 2-0 del filial rojiblanco ante el Unión Adarve. El atacante melillense ya suma tres goles en Segunda División B, dos de ellos en las últimas dos jornadas, y otro en Primera División.

Gol ante el Unión Adarve

Es una jugada ensayada. Cada uno sabemos lo que tenemos que hacer. En mi caso, voy al segundo palo, a recoger lo que caiga por allí. Y en esta ocasión la jugada salió como esperábamos. Joaquín tocó el balón en el primer palo y sólo tuve que empujar el balón a la red.

Objetivo del Atlético B

Salir fuertes y concentrados desde el inicio, como también sucedió en Las Palmas. Así, si anotas un gol pronto coges confianza y el mando del partido.

Dos jornadas consecutivas marcando gol

Poco a poco voy mejorando. Al principio tuve que adaptarme al equipo porque tuve que ayudar al primer equipo. Ahora conozco bien los movimientos y las jugadas del Atleti B y todo va mejor.

Filosofía del equipo

Ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. Tenemos que fijarnos la meta del siguiente partido y luchar como lo estamos haciendo. Ahora ya tenemos en mente el partido ante el Real Madrid Castilla, que es el próximo. Un partido complicado, en el que nos jugamos mucho pero en el que esperamos llevarnos los tres puntos.

Gran temporada en lo personal

Le doy gracias a Dios por todo lo que me está pasando. Es el premio al trabajo diario.

Apoyo de su familia 

Mis padres me dicen que tengo que luchar como lo estoy haciendo, que aún no he conseguido nada. Que tengo que trabajar y aprovechar las oportunidades que los técnicos me den.

Histórica etapa juvenil 

Para mí fue un privilegio poder participar en los dos equipos juveniles campeones de Liga, la primera parte con el Madrileño y la segunda con el Atlético de Madrid. Es un orgullo haber podido aportar mi granito de arena al título del Madrileño, histórico porque era la primera vez que ganaba la Liga, y al Atlético de Madrid en el primer triplete, ya que nunca se había ganado Liga, Copa del Rey y Copa de Campeones en una mista temporada.