El PSG logra la victoria por 1-4 frente al Atlético de Madrid en la final de la Gupizkoa élite Women Football Cup.

El Atlético de Madrid Femenino se vio superado en la final de la Élite Cup por un PSG arrollador, al que le costó encontrar su sitio pero que al abrir el marcador, comenzó a sobreponerse al Atlético de Madrid. Hegerberg abrió la lata en la primera parte, y en la segunda fueron Pekel, Vagre y Bouzid las que ampliaron la ventaja. Jennifer Hermoso, que se enfrentaba a su anterior equipo, logró el tanto de la honra en los minutos finales, gracias a un lanzamiento de penalti. El Atlético Femenino sella su pretemporada con esta derrota como la única del balance.

El partido fue muy disputado desde los primeros minutos de juego, aunque muy desordenado. Ninguno era capaz de mantener la posesión y muy difícilmente hicieron jugadas elaboradas. Todo eran salidas rápidas, contraataques y recuperaciones en el centro del campo. El PSG fue el primero en acercarse a la meta de su rival. Primero lo intentó Pekel con un disparo desde la frontal cuando la jugada ya estaba anulada por fuera de juego, y seguidamente Davinia, que estrelló el balón en el larguero; cuando tan sólo habían transcurrido cinco minutos de partido.

El Atlético de Madrid fue ganando los espacios, y aunque no lograba imponer su juego, sí pudo ir creando peligro poco a poco. Destacó la solidez defensiva con Viola Calligaris en la posición de central y la canterana Rosa en el lateral izquierdo. Olga García tuvo la primera de las rojiblancas con un saque de falta que rechazó la guardameta Endler a córner. La nueva incorporación del Atlético, procedente del Barcelona, continua convenciendo, al igual que Esther, que tendrá que hacer su papel de sustituta de Sonia Bermúdez y que cada vez tenía menos minutos la pasada campaña.

Fue precisamente Esther quien tuvo la más clara del primer tiempo para el Atlético de Madrid: una jugada por banda derecha en la que participó casi todo equipo acabó en los pies de la delantera, que desde fuera consiguió colocar el balón picado, que por poco de marchó fuera. Al filo del descanso, cuando las rojiblancas ya iban por detrás, tuvo otra con un disparo cruzado que volvió a irse por encima del larguero. El PSG fue quien se adelantó, cumplida la primera media hora de juego, con un disparo raso de Hegerberg desde la frontal del área. La ventaja de las parisinas pudo ser mayor, pero Lola Gallardo evitó el segundo con una fantástica parada con los pies. Justo antes, había sido la defensa la que había rechazado un disparo de Hegerberg.

Tras el tanto, el PSG encontró su sitio en el partido. Consiguió estructurarse y ordenarse en un partido que no terminaba de controlar. El Atlético necesitaba el descanso para rehacerse, pero a la vuelta, lejos de mejorar el resultado se encontró con el segundo tanto del PSG. En esta ocasión fue Pekel quien, aprovechando un desentendimiento en defensa, se plantó delante de Lola Gallardo para batirla por la izquierda. Sánchez Vera intentó cambiar las tornas introduciendo a Jenni Hermoso, Kaci y Falcón, en el lugar de Ludmila, Rosa y Olga García. La brasileña Ludmila da Silva estuvo completamente desaparecida.

El Atlético de Madrid parecía asentarse con los cambios y volvió a tener una ocasión pasada ya la hora de partido. Fue a balón parado, la única opción que le quedaba al cuadro rojiblanco, en una falta que botaba Amanda Sampedro y que Silvia Meseguer enviaba de cabeza fuera. Sánchez Vera continuó haciendo cambios y retiró a Ángela Sosa, Lola Gallardo y Esther para dar entrada a Dolores, Jennifer y Ana Marcos. El Atlético intentó ganar terreno pero las francesas lo superaban en físico, hasta que cayó el tercer tanto, obra de Vagre, que acababa de entrar: Jennifer despejaba mal un disparo de Diani y lo dejaba para que Vagre tuviera sólo que empujarla.

El Atlético de Madrid ya estaba vendido y sólo le quedó la esperanza de marcar el tanto de la honra en alguna jugada aislada. Lo intentó Ana Marcos con un disparo que acabó rechazando Dudek a córner. Posteriormente, Sánchez Vera trató de renovar la línea de ataque introduciendo a Carla Bautista, pero con todo resuelto, fue el PSG quien de nuevo iba a encontrar el gol, firmando Bouzid, en su primera participación, el 0-4. A pesar del mazazo, por fin, el Atlético logró el tan ansiado gol, gracias a un penalti de Perisset sobre Andrea Falcón que logró transformar Hermoso. No pudo ser. El Atlético perdió la final de la Élite Cup y se vio arrollado por el PSG. A pesar de caer en el encuentro más importante de la temporada, por el valor que supone medirse a un rival europeo tan reconocido, la preparación rojiblanca ha sido impecable, ganando todos sus anteriores compromisos.