Antoine Griezmann no ha logrado marcar en el partido ante el Leverkusen, pero eso no quiere decir que haya tenido un mal partido y que no lo haya intentado con todas sus ganas. Así, el francés nos comunica su análisis del partido.
Sobre el resultado, el galo dice que “hemos tenido algunas ocasiones, no hubo suerte, pero lo más importante era pasar a cuartos para pensar en el próximo partido. Nos valía el 0-0 y no hemos ido al ataque como locos”. “ahora estamos felices de estar en cuartos de final de la Champions”.
El jugador ha querido expresar su punto de vista sobre su compañero Oblak y afirma que “por eso decimos que es el mejor portero del mundo. Lo demuestra en cada partido y en esta ocasión también”. Para concluir, sobre el pase a cuartos, el francés afirmó: “parece fácil pero al final son muchos partidos al año, hay que darlo todo y demostrar que somos un equipo fuerte, de los mejores, y cada año lo conseguimos“. “Ahora lo más importante es el Sevilla e intentaremos ganar aquí el domingo”.