• Cuatro goles de Ludmila sirvieron para eliminar de la Copa de la Reina a un Málaga que apretó al final del encuentro con los tantos de Adriana Martín y Armisa.

El Atlético de Madrid Femenino sufrió para conseguir su pase a cuartos en el estreno de la Copa de la Reina. A pesar de haber logrado cuatro goles de ventaja gracias a Ludmila, que los marcó todos, el Málaga recortó distancias y a diez minutos del final el resultado era de 4-2. Minutos de mucha tensión con un Málaga muy arriba que pudo hacer el tercero. Otro tanto más habría puesto al Atlético en una situación muy delicada, pero el partido llegó a su fin mientras ambos equipos buscaban desesperadamente el gol.

Era el partido de las oportunidades para las menos habituales. Hoy le tocaba debutar a María Isabel bajo los palos, ante un rival que le acabó dando dificultades. La guardameta no paró de organizar a sus compañeras durante el partido. Ha aprendido bien de Lola Gallardo. En cuanto al resto del equipo, como siempre, paciente. Buscando los espacios y poco a poco llegando al área rival, con la contundencia suficiente. Parecía que les costaba crear peligro y tiraron de centros al área para intentar hacer daño.

Los primeros minutos fueron suyos. Mientas el Málaga se organizaba bien en defensa el Atlético iba tocando para ganar terreno. La estrategia acabó dando sus frutos en la recta final del primer tiempo y el juego táctico ideado por Sánchez Vera, con una feroz Olga García por la izquierda, tuvo premio. A los 35 minutos Ludmila se ocupó de abrir el marcador enganchando un balón desde la frontal, aprovechando un rechace anterior. Brillante partido de la brasileña que se consolida como referente en el ataque ante la ausencia de Jennifer Hermoso.

La defensa malagueña no pudo al final sostener las embestidas rojiblancas, aunque lo logró durante toda la primera media hora. Reaccionaron tras el gol con llegadas por banda derecha, intentando buscar las cosquillas de una defensa muy férrea. Con Adriana Martín y Leti llegaron los primeros ‘casis’, pero fallaron en la finalización de jugada. María Isabel tuvo el susto con un centro largo que se envenenó y se acabó marchando fuera. La guardameta ya había fallado y de haber ido a puerta hubiera sido gol seguro.

Hacía falta sentenciar cuanto antes la eliminatoria y al filo del descanso volvió a aparecer Ludmila para hacer el gol de la tranquilidad. Esta vez era Carmen Menayo quien centraba para que de cabeza la brasileña ampliara la ventaja. Una forma perfecta de terminar un primer tiempo muy competido donde la batalla táctica la acabó ganando el Atlético. El Málaga salió fuerte para afrontar el segundo tiempo e intentar dar la campanada en el Cerro, pero Ludmila volvió a truncar sus intenciones. Un mano a mano entre guardameta y delantera acabó con Ludmila firmando un hat-trick y sentenciando los octavos. O al menos eso parecía.

El Atlético siguió apretando, y también Ludmila. Su insistencia volvió a tener premio y aprovechó un pase atrás de la defensa para presionar tanto a la portera que acabó cogiendo el balón. Cesión con polémica incluida. La colegiada colocó la barrera pero dejó a Ruth adelantada. El disparo se estrelló en el muro pero el rechace volvió a Ludmila para finalizar la segunda jugada y firmar el 4-0. El Atlético de Madrid parecía estar ya en cuartos gracias a la garra de una jugadora que se reivindica en cada partido. Ludmila salió ovacionada del terreno de juego. Era su tiempo de descanso y entraba Ana Marcos.

El Málaga no se rindió y trató de, al menos, hacer el gol de la honra. Insistió hasta que lo consiguió con un Atlético de Madrid totalmente diferente ante el carrusel de cambios de Sánchez Vera: entraron también Falcón, Chidiac y Esther. Un equipo ofensivo que sin embargo no logró ampliar la ventaja, El Málaga puso el 4-1 con un zapatazo de Adriana Martín en el saque de una falta desde la frontal que se coló por la escuadra. Parecía que se iba a tratar de un premio de consolación, pero cayó el segundo, en esta ocasión de Armisa.

Al Atlético le entró el miedo y por momentos perdió el control de la situación, aunque su entrenador no opinó lo mismo en la rueda de prensa posterior. Partido que creció en intensidad y que pudieron volver a solventar las rojiblancas. A los diez minutos del final Chidiac estrellaba un balón en el larguero y el rechace para Esther lo sacaba la defensa a córner. Doble ocasión perdida cuando las cosas se estaban poniendo realmente feas, con un Málaga cada vez más fuerte. Afortunadamente para las rojiblancas el partido no dio para más y la épica del Málaga se quedó en una anécdota que le dio emoción al partido. El Atlético de Madrid es equipo de cuartos de final de la Copa de la Reina gracias a la actuación de una enorme Ludmila da Silva.

FICHA TÉCNICA

Atlético de Madrid Femenino: María Isabel, Tounkara, Laia Aleixandri (Andrea Falcón 45′), Carmen Menayo, Kenti Robles, Dolores, Silvia Meseguer (Esther 58′), Amanda (Chidiac 54′), Ángela Sosa, Olga García y Ludmila (Ana Marcos 55′). (Suplentes: Lola Gallardo, Linari, Kaci, Chidiac, Andrea Falcón, Esther y Ana Marcos).

Málaga CF Femenino: Stefany, Raquel García (Pamela 72′), Postigo, Ruth, Dominika (Celia 86′), Miriam, Leti, Minori, Kuc, María Ruiz (Mascaró 57′) y Adriana Martín. (Suplentes: Chelsea, Encarni, Fernández, Mascaró, Pamela, Natalia y Celia).

Árbitro: Oratz Rivera Olmedo, del Comité Vasco. Amonestó a Olga García (68′).

Goles: 1-0 Ludmila (36′), 2-0 Ludmila (45′), 3-0 Ludmila (49′), 4-0 Ludmila (53′), 4-1 Adriana Martín (70′), 4-2 Armisa (74′).

Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final de la Copa de la Reina. Disputado en el mini-estadio del Cerro del Espino ante 315 espectadores.