• El césped del Metropolitano se cambió antes del comienzo de la temporada pero su estado ha sido malo desde el primer partido, disputado en agosto.

El Atlético de Madrid ya ha tenido suficiente con el estado del césped del Metropolitano y quiere cambiarlo antes de recibir al Barça el próximo 24 de noviembre. Fue cambiado antes del comienzo de la temporada, después de que se celebraran los conciertos de Bruno Mars y Iron Maiden. Sin embargo, el cambio no salió muy bien y ya en el partido de la International Champions Cup ante el Inter se veía que algo no había salido bien. Situación que empeoró en los compromisos siguientes de Liga.

El terreno de juego se levantaba, el balón no rodaba bien y en definitiva, su estado no era el correspondiente a un estadio como el Metropolitano. Además, el Atlético no ha sido el único equipo en jugar en su estadio, también lo ha hecho el Rayo Majadahonda en sus encuentros como local tanto de Liga como de Copa del Rey. En total, se han jugado 8 partidos del Atlético de Madrid y 7 del Rayo Majadahonda en los últimos tres meses. Una carga de partidos que ha sido demasiado para un césped en malas condiciones, a pesar de los esfuerzos de los operarios que han conseguido mejorar, en parte, su estado; pero no lo suficiente.

Por ello el Atlético de Madrid se ha planteado cambiar el césped aprovechando el parón por selecciones, teniendo en cuenta que en este periodo de tiempo tampoco se jugarán partidos del Rayo Majadahonda, que recibe este fin de semana al Almería. Entre el partido de esta jornada ante el Athletic Club y el siguiente ante el FC Barcelona hay una diferencia de 15 días. Tiempo suficiente para el club que confía en que el nuevo césped esté listo para la importante cita liguera ante el conjunto blaugrana que puede ser determinante en la lucha por el título.