• El conjunto rojiblanco se ha rehecho tras la salida de importantes jugadores y sus refuerzos han estado a la altura del nuevo equipo.

El Atlético de Madrid ha cerrado una espectacular pretemporada. El conjunto de Simeone está más que preparado para afrontar el nuevo curso tras la marcha de importantes jugadores sustituidos con un total de 8 incorporaciones. Trippier, Felipe, Mario Hermoso, Renan Lodi, Marcos Llorente, Héctor Herrera, João Félix y Saponjic han sido los fichajes del Atlético en un verano muy movido. Todos han tenido su oportunidad y, por lo general, han demostrado su valía y han devuelto al Atlético las ilusiones y la capacidad de volver a ser campeón.

El final de temporada fue poco agradable para un Atlético que, además de quedarse en blanco y no poder cumplir la expectativa de jugar la final de la Champions en su estadio, tuvo que ver cómo abandonaban el barco importantes piezas del equipo. Lucas se marchó al Bayern antes de terminar el curso. Godín, Filipe Luis y Juanfran, Leyendas del club, decían adiós al no alcanzar un acuerdo de renovación con el club. Posteriormente Griezmann, que se marchó al Barcelona de una forma muy turbulenta. El conjunto blaugrana abonó los 120 millones de la cláusula de rescisión, aunque el Atlético reclamó los 200 anteriores a la rebaja producida el pasado 1 de julio al considerar que el fichaje se había cerrado antes.

Y por si fuera poco, al Atlético le quedaba un adiós inesperado. El de Rodrigo, que ponía rumbo al Manchester City dejando 70 millones en las arcas del Metropolitano. El futuro no pintaba nada bien con prácticamente todas la piezas clave fuera del equipo. De los imprescindibles, sólo quedaban Oblak, Giménez, Koke y Saúl. También seguían otros como Savic, Diego Costa y Morata, que se han salido en pretemporada y han reivindicado su papel en el nuevo Atleti. Entonces llegaron los fichajes, a cada cual más ilusionante. Simeone tenía su equipo hecho antes de comenzar los partidos de pretemporada, a la espera de que pudiera llegar algún refuerzo de última hora. El club se había puesto las pilas.

El once inicial ante el Numancia formado con cinco nuevos fichajes. Foto: Atlético de Madrid

El equipo carburó desde bien temprano. Ya en el primer encuentro ante el amistoso los goles llegaron gracias al nuevo central Felipe Augusto, con un remate de cabeza que hacía recordar los mejores tiempos del balón parado. Después lo hizo Saponjic, cuyo papel ha sido más bien testimonial este verano pero que sin duda ha aprovechado las oportunidades que le ha brindado Simeone. La joya de la corona se lesionó a los 26 minutos, y no fue hasta la International Champions Cup cuando João Félix mostró todo su potencial.

Buen papel hicieron los laterales, Kieran Trippier, procedente del Tottenham, y Renan Lodi, del Flamengo. Los centros laterales del inglés han sido su seña, mientras que el brasileño se ha caracterizado por una profundidad que aún debe mejorar. En el último partido ante la Juventus es cuando se vio la mejor cara de Renan Lodi. Y en defensa, además de Felipe, también ha hecho su función Mario Hermoso, quien tiene todas las papeletas para ocupar la titularidad ante Giménez. El equipo se ha mostrado sólido tanto en labores defensivas como en salida de balón.

Una de las tareas más complicadas era la de sustituir a Rodrigo. El jugador llegó al Atlético el verano pasado como hombre de futuro. Formado en la Academia, colchonero de toda la vida y con actuaciones que le avalaban tanto en el Villarreal como posteriormente en el Atlético. Se ganó la confianza de Luis Enrique para la Selección Española y también la de Simeone. Su salida fue inesperada pero el club rojiblanco encontró otro hombre en Marcos Llorente. El centrocampista, procedente del Real Madrid, ha firmado buenas actuaciones pero sigue dejando dudas. Provocó un penalti por el que fue expulsado ante el Chivas aunque logró marcar frente al MLS-All Stars siendo nombrado MVP del partido.

João Félix, que marcó y fue elegido MVP ante la Juventus, celebrando su gol de esta peculiar manera. | Foto: Atlético de Madrid

Otro de los refuerzos ha sido el mexicano Héctor Herrera, que aún no se ha reivindicado en el equipo. Y por último, la auténtica maravilla. João Félix, que a sus 19 años llegó al club por la friolera de 126 millones de euros. La promesa portuguesa ha superado las expectativas y ha justificado su precio. Ha marcado cuatro goles y ha hecho cinco asistencias en sus 5 encuentros disputados -no jugó ante el Chivas por lesión-, y su papel ante el Real Madrid fue absolutamente brillante. Forma una pareja explosiva con Diego Costa, con quien ha mantenido una gran conexión. Juntos, en pareja de ataque, pueden ser letales. Los balones que pone João Félix y la forma que tiene de desmarcarse son de auténtica joya.

El Atlético arranca el domingo la competición liguera (22:00 horas, contra el Getafe) y está más que preparado para afrontar el nuevo curso. La revolución ha sido total y los resultados contundentes. Un equipo nuevo que ya funciona y que está preparado para afrontar la temporada. Todo comenzará a decidirse este fin de semana en el Metropolitano.