• El conjunto rojiblanco ya cuenta con las bajas de Juanfran, Godín, Lucas y Griezmann. Filipe Luis también saldrá y hay varios jugadores en el aire.

El Atlético de Madrid está viviendo días convulsos. La mala temporada y la aún peor gestión del club están teniendo sus primeras consecuencias. El Atlético está sufriendo el desmantelamiento de la plantilla, y aún en mayo, ya han dicho adiós figuras importantes del equipo. Godín se despidió hace apenas unos días, primero en un acto cerrado, y posteriormente ante la afición en el Metropolitano. Después lo hizo Griezmann, cuya salida se anunció a través de los canales oficiales del club, y por último Juanfran, que dijo adiós oficialmente el pasado jueves. Pero además, aún hay jugadores que están por decidir su futuro.

Las salidas más dolorosas han sido, de momento, las de las Leyendas Diego Godín y Juanfran Torres. Ambos capitanes en esta última temporada han sido señas del club durante los años que han vestido la camiseta rojiblanca. Godín, 9 temporadas, 8 títulos y 389 partidos; Juanfran, 9 temporadas, 7 títulos y 326 partidos. Se sabía desde principios de temporada y se pudo ver a lo largo de la misma. Los jugadores no encontraron en el Atlético el contrato de renovación suficiente para permanecer en la entidad, y finalmente han acabado colgando la rojiblanca. Se suman a otras marchas simbólicas, como las de Fernando Torres y Gabi el año pasado, la de Tiago el año anterior -que se retiró- o la de Raúl García dos campañas atrás. El Atlético se está quedando sin Leyendas.

De los símbolos rojiblancos aún quedan en la plantilla jugadores de la talla de Koke y Saúl, que son ahora los referentes de la afición en el campo. Y también en el cuerpo técnico: siguen el entrenador Diego Pablo Simeone y su segundo Germán ‘el Mono’ Burgos. Pero se están perdiendo las Leyendas dentro del equipo, una situación que acarrea más y más nostalgia. Sobre todo si se tiene en cuenta que se está marchando todo el hueso duro de los equipos campeones de Copa en 2013 y Liga en 2014, y los que alcanzaron dos finales de la Champions en la que ha sido la época dorada del Atlético. A esto se suma que el conjunto colchonero no ha sido capaz de volver a acercarse a lo que fueron hace pocas temporadas atrás.

Pero además de todo este simbolismo, aún hay más salidas confirmadas. Antoine Griezmann anunció la semana pasada su adiós del Atlético de Madrid, aunque no comunicó a dónde. Previsiblemente su destino será el Barcelona, después de la renovación y toda la parafernalia mediática montada en torno al tema a comienzos del verano pasado. El francés finalmente se quedó en el Atlético, pero esta vez no será así. Se han repetido los rumores, las negociaciones y la incertidumbre, pero no se ha repetido el final. Se marcha. Otro más que abandona el barco, aunque el primero en hacerlo fue el defensor Lucas Hernández, que antes de terminar la temporada ya había puesto rumbo a Alemania para jugar en el Bayern de Múnich el próximo curso.

El mercado de fichajes aún no ha comenzado y el Atlético de Madrid ya cuenta con cuatro bajas muy sensibles y con alguna más que está por llegar. Filipe Luis también abandonará el equipo. A comienzos de temporada y cuando restaban unos días para el cierre del mercado, el lateral brasileño comenzó a darle vueltas a su futuro. Se quedó en el Atlético un año más, pero sería el último. Y junto a él, puede haber más salidas. De momento son sólo rumores pero Rodrigo Hernández, que llegó el último verano como la mayor apuesta de cara al futuro, puede poner rumbo al Manchester City y Ángel Correa también se plantea qué hacer con su carrera. A esto se le añade la situación de Diego Costa y esa oferta del Dalian Yifang chino que aún está por resolver.

Se avecina un verano convulso en el Atlético de Madrid con gran movimiento en sus oficinas. Hay que hacer un equipo entero y completar posiciones clave. Pues ahora mismo faltan dos centrales, un lateral izquierdo, dos derechos y uno o dos delanteros, además de algún refuerzo para el centro del campo que ayude a resolver los problemas que ha sufrido el equipo esta temporada. Queda mucho verano por delante, pues aún no ha comenzado y el Atlético debe rehacerse si quiere volver a luchar en lo más alto de Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here