Los futbolistas rojiblancos se ejercitaron en el Cerro del Espino con la mente puesta en el derbi del próximo sábado.

El Atlético de Madrid se ha ejercitado esta mañana en la ciudad deportiva del club rojiblanco con la mente puesta en el derbi ante el Real Madrid. Los jugadores que no jugaron ayer ante el SD Huesca, se ejercitaron bajo las órdenes de Diego Pablo Simeone. Juanfran, Arias, Saúl, Rodrigo, Gelson, Vitolo, Kalinic y los canteranos Montero, Garcés y Solano fueron los futbolistas que saltaron al verde para completar la sesión matinal. El resto del plantel, se ejercitó en el gimnasio con uno de los entrenamientos de recuperación habituales los días postpartido. En ese grupo estaba también Lucas, quien en el minuto 40 entró por el lesionado Giménez.

Simeone dividió a la plantilla en tres grupos. El técnico argentino apartó del grupo a Saúl y Rodrigo y trabajó con ellos el posicionamiento y la distribución de balón. Nelson Vivas se llevó a Vitolo, Kalinic, Gelson y Borja Garcés, para que hicieran ataques de dos contra dos. Los laterales Arias, Juanfran y Solano se fueron al campo anexo y trabajaron bajo las órdenes del Mono Burgos.

La sesión matutina se cerró con un partidillo a campo reducido en el que Simeone, además de exigir una gran intensidad a su jugadores, también trabajó la presión al equipo rival y la salida de balón desde campo propio. El técnico argentino, consciente de la importancia del partido del próximo sábado, imprimió una marcha más a sus futbolistas en el primer entrenamiento antes del derbi.