• El conjunto italiano pagará un millón de euros por la cesión hasta junio y firmará una opción de comprar de 7 millones.

La salida del croata Nikola Kalinic del Atlético de Madrid es, aún, uno de los asuntos por cerrar. A falta de cinco días para que finalice el periodo de traspasos en España e Italia, el todavía jugador rojiblanco está cerca de llegar a un acuerdo con la Roma. Según varios medios italianos, el conjunto capitalino optaría por la cesión hasta final de temporada, para firmar así el regreso de Kalinic a la Serie A.

La cesión se cifraría en un millón de euros hasta junio del año que viene, con una opción de compra de 7 millones, según Goal. La Roma, además, se haría cargo de la ficha del jugador, por lo que el Atlético se ahorraría los 2,5 millones que cobra el croata en la plantilla rojiblanca. El mismo medio informa también de la reunión que se llevará a cabo a lo largo de la tarde entre el club italiano y el agente del jugador, con el objetivo de cerrar definitivamente el acuerdo. Otros medios, como Sky Italia, aseguran que las negociaciones ya han culminado y el acuerdo entre ambas partes es total.

Para que Kalinic fiche oficialmente por la Roma, primero es necesario que Patrick Schick salga del cuadro italiano. Su fichaje por el RB Leipzig de la Bundesliga estaría ya cerrado y podría hacerse oficial en las próximas horas. Una vez se anuncie, Nikola Kalinic será nuevo jugador de la Roma. El delantero encuentra por fin destino después de un verano de incertidumbre. Estaba en la puerta de salida desde el comienzo de la ventana de traspasos, incluso se le retiró el dorsal 9 para dárselo a Morata. Equipos como el Espanyol, el Valladolid o el Mónaco se interesaron por él.

Kalinic regresará a la Serie A, donde tiene el prestigio ganado por su pasado en el Milan y la Fiorentina. Fichó por el Atlético de Madrid el verano pasado por un precio de 14,5 millones de euros, jugando un total de 25 partidos -3 de ellos de Champions- y con un saldo de 2 goles y una asistencia. El papel de Kalinic ha sido testimonial, pero al mismo tiempo imprescindible la temporada pasada por la gran cantidad de lesiones que tuvo que soportar el conjunto de Simeone.