• El delantero español es seria duda para el encuentro del sábado ante el Barcelona, aunque hoy ha trabajado con los fisios para tratar de llegar.

El Atlético de Madrid tiene una importante baja más de la que lamentarse. En el encuentro de ayer ante el Girona fue Álvaro Morata el que tuvo que marcharse en el minuto 85 tras sufrir un pisotón en una carrera. El delantero español, que está siendo determinante desde su llegada al Atlético, se suma a las lesiones de Diego Costa y Lemar. Las pruebas médicas realizadas esta mañana determinan que sufre un esguince en el tobillo y es seria duda para el partido de este fin de semana ante el Barcelona (sábado, 20:45 horas).

Morata no se han entrenado con el grupo esta mañana y ha trabajado en el gimnasio junto a los fisios con el fin de recuperarse lo antes posible. El internacional quiere llegar al encuentro ante el Barcelona, pero lo tiene difícil. Tras la sesión ha acudido a la Clínica Universidad de Navarra, donde se le ha diagnosticado un “esguince tibioperoneo anterior en el tobillo”, y sin tiempo de baja estimado, el club apunta en un comunicado que está “pendiente de evolución”.

El golpe sufrido durante el partido de ayer se suma a unas molestias que arrastraba en el mismo tobillo desde la concentración con la Selección Española a lo largo de la semana pasada. Morata trató de seguir en el césped antes de ser sustituido por Juanfran a cinco minutos del final del partido ante el Girona. Pero el jugador no podía correr y apoyaba el pie con muchas dificultades. Tiene tres días para recuperarse, al igual que Diego Costa. Ambos son seria duda en el ataque del Atlético, que sin ellos, se reduciría a la pareja Griezmann-Kalinic. Por su parte, el francés Thomas Lemar, tiene prácticamente imposible llegar a la cita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here