• Simeone ha tenido que tirar del filial para hacer frente a todas las bajas que tiene para medirse mañana al Celta de Vigo.


El Atlético de Madrid se ha entrenado esta mañana por última vez antes de medirse mañana al Celta de Vigo (18:30 horas) en el Estadio Metropolitano, en la jornada 32 de Liga. Los rojiblancos perdieron el último tren para engancharse al liderato la jornada pasada en el Camp Nou y tratarán de conseguir tener el segundo puesto hasta final de temporada ya que le daría la oportunidad de disputar la próxima Supercopa de España.

Nada más comenzar la sesión matinal, la entidad madrileña anunció a través de sus redes sociales la lesión del capitán Diego Godín. El uruguayo se sometió a una resonancia que descartó rotura muscular pero confirmó que sufre un edema fascial en la parte posterior del muslo. Thomas Lemar realizó trabajó en solitario y ya ultima su recuperación de la lesión sufrida ante el Alavés hace dos jornadas. Diego Costa por sanción, Savic por lesión y Thomas y Giménez por acumulación de tarjetas también se perderán el choque de mañana.

Ante esta gran cantidad de bajas, Simeone ha tenido que tirar del filial y la sesión ha estado marcado por la presencia varios futbolistas del equipo dirigido por Óscar Fernández. Mikel Carro, Solano, Toni Moya y Montero, que puede ser titular mañana junto a Nehuen Pérez en el centro de la defensa, fueron los futbolistas que Simeone concentró para el entrenamiento de hoy. Óscar Fernández, entrenador del filial, no quiso perderse el entrenamiento del primer equipo y presenció como sus jugadores se ejercitaban con un Simeone que participó en los rondos como un futbolista más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here