Alavés y Atlético de Madrid medirán fuerzas mañana a las 16:15 en Mendizorroza, en un encuentro que estará marcado por la euforia de los vitorianos tras ser flamantes semifinalistas de Copa del Rey. El conjunto rojiblanco buscará conseguir los tres puntos en un estadio donde tan solo ha conseguido una sola victoria en sus últimas cuatro visitas.

El Atlético de Madrid reanuda este sábado la carrera por el podio de la Liga con un partido crucial contra el Alavés, un rival con sólo dos derrotas este curso en Mendizorroza, donde encadena cinco choques sin perder. De nuevo, el margen de error del equipo rojiblanco es mínimo. Así lo dictan los números tras su empate en la última jornada contra el Athletic (2-2), que le distanció a seis, siete y ocho puntos de la tercera, la segunda y la primera posición de la clasificación; las tres primera plazas, que es el objetivo de los rojiblancos en la Liga, parece complicaado peo tienen la estadística a su favor, de ahí no se ha movido en cada uno de los últimos cuatro finales de curso de la era Simeone, pero su inclusión en el podio ahora está en duda por su irregularidad y por el ritmo impuesto por sus rivales directos.

La reacción, en cualquier caso, es indudable en los resultados. Desde la derrota en el estadio de la Cerámica, el Atlético sólo ha perdido uno de sus últimos nueve encuentros, ha avanzado a las semifinales de la Copa del Rey y ha reencontrado su pegada arriba. Lo confirman sus goles a favor, diecinueve desde entonces, y la racha actual de Griezmann, el futbolista más decisivo del conjunto rojiblanco, con cinco goles en sus últimos seis compromisos oficiales, con descanso el pasado miércoles en Eibar en la Copa del Rey y de regreso a la titularidad este sábado en Mendizorroza.

Después de las rotaciones en Ipurúa, el técnico recuperará en Vitoria casi toda la estructura de su once tipo de las últimas semanas, sólo alterado por la baja por cinco amarillas de Gabi Fernández, que probablemente provocará la vuelta al centro de Koke Resurrección, con el uruguayo José María Giménez como alternativa. En la portería seguirá Miguel Ángel Moyá, el sustituto desde el pasado 12 de diciembre del esloveno Jan Oblak, que sigue con su recuperación de una operación en el hombro. Es una de las cuatro bajas rojiblancas para la visita a Vitoria, junto a Tiago Mendes y Augusto Fernández, por lesión, y Thomas Partey, en la Copa África.

Enfrente estará el Alavés, tras una primera vuelta en la que ha obtenido un resultado por encima de las expectativas para un recién ascendido, en la que ha basado su juego en el orden defensivo marcado por Mauricio Pellegrino y en la que ya fue capaz de dar la sorpresa en el Vicente Calderón con un empate a uno en el minuto 93.  Ahora se enfrentarán en Mendizorroza, que se acercará al lleno para afrontar un atractivo encuentro, en un escenario en el que el Atlético sólo ha ganado en una ocasión y ha marcado un gol de las seis en las que lo ha visitado. Cayó en cuatro y empató en una. Además, el Alavés sólo ha perdido dos encuentros como local y no conoce la derrota en su feudo desde hace cinco jornadas.

Pellegrino podrá contar con toda la plantilla y, aunque en los envites ante los equipos de la parte alta de la tabla ha establecido una línea de cinco defensas, es posible que repita lo que viene haciendo en los últimos encuentros y que tan buen resultado le ha dado. Aunque seguramente no salte al césped en el once titular, el paraguayo Óscar Romero podrá tener sus primeros minutos con la camiseta albiazul, después que el club haya recibido la autorización para que el futbolista pueda debutar.