GETAFE CF 0-2 ATLÉTICO DE MADRID. El Atlético de Madric onsigue la victoria gracias  aun gol de Lemar y otro en propia de David Soria tras un zapatazo del francés.

El Atlético tenía un espina clavada en Liga que necesitaba quitarse. Venía de firmar su peor arranque de los últimos nueve años y de un empate y una derrota ante Eibar y Celta respectivamente. En Getafe tenía una necesidad vital de ganar si quería volver a los puestos de arriba y comenzar a luchar por el título como lleva haciendo en las últimas temporadas. En eso salió al campo. Los rojiblancos se organizaron bien y aunque Simeone pidió en la previa menos posesión a cambio de menos goles en contra, el argentino sabe que es necesario controlar el balón para hacerse con el rival. O al menos para tener más fácil el gol. Con juego de toque poco usual en el Atlético, el conjunto colchonero se fue acercando poco a poco a portería.

Primer cuarto de hora impecable del Atlético de Madrid que tuvo muy buenas acciones para poder adelantarse en el marcador. Tiraron de jugadas combinadas que supusieron un auténtico peligro para un Getafe que se aprovechó de la solidez de Antunes. El Atlético pudo hacer la primera tras un pase picado de Koke buscando a Griezmann. El francés no pudo hacerse con el balón y la defensa azulona lo envió a córner. Posteriormente, nuevos intentos del Atlético que quedaron en nada, hasta que en el minuto 14 de partido, Lemar pescaba un balón muerto tras una mala recepción de Diego Costa y Griezmann, y desde los 30 metros la pegaba a portería. El balón se estrelló en el larguero y pegó en la espalda de David Soria, introduciendo el balón en su propia portería.

A partir de este momento el Atlético cambió de imagen y fue el Getafe quien dominó el partido y creó las ocasiones. El Atlético, de nuevo, se ocupó de defender, con mucha solidez y con una idea clara. Ángel fue de nuevo el referente en ataque que tuvo la primera con un remate de cabeza que acabó fuera. Antes había tenido que intervenir Oblak por un centro de Amath que Giménez despejó a portería. La insistencia del Getafe no tuvo premio y se fue al descanso un gol por detrás, a pesar de haberlas tenido para lograr la igualada. La defensa férrea del Atlético y un esloveno bajo palos, evitaron con mucha seguridad las opciones locales.

Continuó el guión del partido en el segundo tiempo con un Getafe que salió fuerte pero que de nuevo volvió  encontrarse con la defensa rojiblanca. Lucas, que hoy ocupó la posición de central dando descanso a Godín y entrando Filipe Luis en el lateral, fue fundamental en el Atlético. El Getafe no conseguía abrir hueco en el muro rojiblanco y finalmente fue Lemar quien, esta vez sí, firmó el segundo tanto del partido. Fue una gran jugada del Atlético en la que participó casi todo el equipo y que culminó con un pase de la muerte de Koke buscando al francés, que tuvo que partirse la cara para marcar su primer gol como rojiblanco.

El Getafe quiso reaccionar y pudo acortar distancias en el minuto 62 con una doble ocasión. Primero Ángel con un disparo a bocajaro que rechazó Oblak, y después Antunes, pescando precisamente ese rechace, con un disparo que se marchó fuera. Partido cada vez más intenso con un Getafe agobiado que veía cómo se le iba el partido, a pesar de haber controlado el juego. La impotencia azulona quedó reflejada con la expulsión de Iván Alejo, que acababa de entrar al terreno de juego. Cuatro minutos después de sustituir a Amath N’diaye clavó los tacos en la pierna de Saúl y se fue a los vestuarios. La grada de Getafe también apretaba y protestaba toda decisión arbitral. Mucha tensión en un partido en el que el mejor gestor terminó siendo el Atlético de Madrid.

Victoria importantísima para el Atlético que vuelve a la senda del triunfo en Liga. Con la victoria de hoy por 0-2 ante el Getafe coge aire en sus aspiraciones en la Liga con una imagen mucho mejor que la vista en encuentros anteriores, incluyendo el encuentro de Mónaco. Buenas jugadas combinadas y muy buen trabajo defensivo en un partido más que competido en el que el fútbol fue justo, a pesar de que el Getafe también pudo merecer más.