Empate a dos en el duelo de filiales de la categoría de bronce del fútbol español. Almería B y Granada B se llevaron un punto cada uno.

El Granada B no pudo pasar del empate ante el Almería B, colista actualmente de este grupo IV de la Segunda División B.  Y puede dar gracias el conjunto nazarí porque los almerienses se adelantaron por dos veces en el tanteador y el empate final de los locales lo marcó Uche Agbo en el minuto 90 del choque.

Tal y como  le ocurre al equipo nodriza de los granadinos la zaga del filial comete una cantidad de errores tal que echa por tierra todo el buen trabajo que hacen los muchachos de José Miguel Campos de centro del campo en adelante. Ayer, como no podía ser de otra forma y para no romper la tradicional romería de errores, dos equivocaciones en las marcas en saques de falta le costaron sendos goles que pusieron el choque cuesta arriba. El primero de ellos, obra de José Cruz, como decimos a la salida de una falta cuando apenas se llevaban 12 minutos de encuentro. El Granada se repuso y se puso a empujar a los almerienses hasta que  punto de llegar al descanso Sergi Guardiola logró el empate con el que se fueron a las duchas.

La segunda parte fue un toma y daca constante por ambos equipos y ninguno de los dos daba su brazo a torcer. El partido enfilaba su recta final cuando de nuevo a la salida de una falta, y tras error en el despeje del portero local Robador, Hicham adelantaba de nuevo a los chicos de Fernando Estévez. La maldición de Los Cármenes parecía que se cernía de nuevo sobre los locales cuando Uche logró el empate definitivo cuando estaba a punto de sonar la campana. La parte positiva para los nazaríes es que supieron levantarse de tales mazazos y lograron sumar un punto, aunque le alejan un poco más de los puestos que dan derecho a disputar el play off de ascenso a Segunda División.