Movistar Inter arrasó el Pabellón Siglo XXI de Zaragoza en un partido que quedó encarrilado muy pronto gracias a la efectividad de Borja y Daniel

Dos conjuntos muy diferentes como Fútbol Emotion Zaragoza y Movistar Inter se enfrentaban este mediodía con motivo de la jornada 13 de la LNFS. Los de Jesús Velasco llegaban al choque tras haber ganado en Valdepeñas por 2-7, mientras que los maños fueron superados por ElPozo Murcia entre semana. Un choque muy especial que el año pasado se saldó con victoria local a pesar del poderío de Movistar Inter, que puso toda la carne en el asador para que hoy no se diese la misma situación.

Comenzaba el partido con una presión arriba muy fuerte del Fútbol Emotion Zaragoza y una defensa zonal muy característica de los de Santi Herrero, que hicieron que en los primeros minutos Movistar Inter se limitase a buscar la portería contraria solo con disparos lejanos.

Realizaron un inicio muy serio de partido ambos conjuntos, que no regalaban ningún balón y trataban de llevar a cabo su plan de juego. Eran Pola y Ricardinho los más activos en ataque para Movistar Inter, que no sabía cómo desbloquear el sistema defensivo del conjunto zaragozano.

Fruto de ese buen hacer defensivo, los de Santi Herrero tan solo debían preocuparse por acertar arriba cuando llegase el momento, y eso hicieron. En la primera oportunidad clara que tuvieron, Nano Modrego anotó un gran gol de vaselina tras quedarse solo ante Jesús Herrero.

Poco tardó en reaccionar Movistar Inter, que consiguió hacer su gol a balón parado. Bebe puso un gran córner al segundo palo para que el gallego definiese con un disparo potente ante la salida de Iván Bernard. Se ponía 1-1 el partido en el minuto siete.

El gol dio alas a los interistas, que imprimieron una marcha más al partido. Esto se vio reflejado con dos tiros al palo por parte de Bebe y Gadeia en jugadas a balón parado, que parecían la llave maestra para superar el rigor defensivo del Fútbol Emotion Zaragoza.

Sin embargo, justo cuando se llegaba al ecuador de la primera mitad, Gadeia creaba una buena jugada en banda y mandaba un gran balón al segundo palo donde aparecía Borja tirándose al suelo para empujar el balón a la red. Se instauraba de esta manera el 1-2 en el marcador, con un Movistar Inter crecido tras haberse sobrepuesto a las dificultades que le estaban poniendo los locales, que a partir de este momento se desmoronaron al ver lo rápido que habían perdido la ventaja que tenían.

Un minuto después del gol, de nuevo Borja volvía a anotar en el segundo palo, después de recoger una volea de Humberto que se iba a marchar fuera, convirtiéndola así en un gol para su equipo. Sin duda el jugador clave del partido, que allanó el camino hacia la victoria cuando más difíciles estaban las cosas.

Muy poco después, volvía el de Morata de Tajuña a anotar para firmar el hat-trick después de recoger el balón en la frontal del área y mandar una volea a la escuadra tras una contra iniciada por Carlos Ortiz. Unos minutos eléctricos del ala-pívot español que fueron fulminantes para el rival.

Quedaba muy encarrilado el partido con el 1-4, pero Movistar Inter siguió a lo suyo generando continuamente peligro, y fue Daniel el encargado de anotar dos goles prácticamente calcados al empujar a la red sendos pases de Pola y Humberto, que estaba siendo el mejor asistente para su equipo.

Se llegaba con el resultado de 1-6 al descanso. Un marcador muy abultado pero merecido para Movistar Inter, que supo detectar los momentos de mayor debilidad del rival para sentenciar el partido muy pronto.

La segunda parte comenzó de la misma forma que terminó la primera; con goles de Movistar Inter. Era Dani Japonés el que firmaba su triplete particular con una brillante jugada en la que se marchó de varios jugadores pisando el balón y con un potente disparo logró el 1-7 para su equipo. Un gol que fue muy aplaudido por el público del Siglo XXI.

Poco después volvía Daniel a anotar con un disparo lejano que no conseguía rechazar Iván Bernard, que no estuvo acertado. Sin duda un partido para olvidar el del Fútbol Emotion Zaragoza, que decía adiós a sus posibilidades de clasificarse para la Copa de España.

Un puro trámite esta segunda mitad, donde ambos equipos ya daban por terminado el encuentro. Movistar Inter se limitaba a mantener la posesión y buscar alguna ocasión elaborada y Fútbol Emotion Zaragoza trataba de maquillar el marcador.

Lo más destacado de estos segundos veinte minutos fue la presencia en pista de David Yera, Tabuenca e Iván Moreno, canteranos de ambos equipos que contaron con bastantes minutos cuando el partido quedó sentenciado.

En los minutos finales llegaron más goles. Dos de ellos fueron de Movistar Inter, que puso el 1-10 en el marcador gracias a Elisandro e Iván Moreno, mientras que David Yera se estrenaba como goleador en Primera División al engañar a Jesús Herrero y hacer el segundo para su equipo. El 2-10 en el marcador reflejó lo que fue el partido, con un Movistar Inter que no dio lugar a sorpresas y un conjunto maño que se vio claramente superado.