No son tan fáciles de ganar, no se dejan caer a las primeras de cambio, son rojiblancas y ese espíritu guerrero y sufridor es parte del ADN del Atlético de Madrid. A pesar del duro revés sufrido en la ida de los dieciseisavos de la UEFA Women’s Champions League, este equipo ha sabido levantarse y remontar una eliminatoria que parecía perdida. El primer partido, que se desarrolló en el Cerro del Espino, terminó con un resultado en contra de 0-2 frente al Zorsky Krasnogorsk, por lo que las jugadoras debían conseguir un 0-3 en Rusia si querían pasar a octavos de final. Lo hicieron.

A pesar de que lo intentaron las pupilas de Miguel Ángel Sopuerta fueron incapaces de encontrar puerta en un primer partido en el que las rusas salían muy cerradas atrás. En el once inicial reaparecía una Nagore Calderón que tendría un papel muy reducido en el juego del equipo, mientras Amanda Sampedro y Sonia Bermúdez jugaban a banda cambiada manteniéndose Esther en la mediapunta. La ‘9’ rojiblanca no fue capaz de crear muchas ocasiones de peligro y la defensa rival supo neutralizarla muy bien, hasta tal punto que en el segundo tiempo la mejor opción fue situar a Priscila en su posición, que con su velocidad pudo romper la defensa más fácilmente.

Sonia Bermúdez tuvo en sus botas prácticamente todas las ocasiones del partido pero era imposible que el balón entrara. Finalmente fue el Zorky quien abriría el marcador en la que sería su primera ocasión: Slonova batió a Noelia Gil y adelantaba a su equipo con un fuerte disparo. El Atlético Féminas controlaba el partido y después del gol continuó de la misma forma, sin embargo la defensa rusa cerraba todos los espacios e imposibilitaba el gol. Ya en la segunda parte, con un guión igual al de la primera, era de nuevo Sonia Bermúdez la que tenía todas las de marcar, sin embargo no encontraba portería. Tuvo la más clara del partido con una vaselina que finalmente se estrellaba en el palo.

Nagore Calderón fue sustituida por Priscila que pasaría a jugar detrás de Esther para lograr una mayor profundidad, sin embargo finalmente actuaría de nueve cuando en el minuto 66, Bea Beltrán entraba en el campo en sustitución de Esther. La joven jugadora del Atlético de Madrid provocó ocasiones de peligro abriéndose y apoyándose sobre Amanda Sampedro. A pesar de que la estrategia no era mala el equipo rojiblanco seguía sin poder marcar, y eso que atacaba constantemente. Fue injusto pero Slonova puso el segundo y definitivo en el 71’ con una jugada individual, que tras un error de Rocío Gálvez, dejaba a la delantera frente a Noelia Gil, batiéndola en el mano a mano.

Duro batacazo inmerecido para las rojiblancas que sin embargo no se vinieron abajo, tanto entrenador como jugadoras estaban convencidas de que el resultado se podía remontar. Así fueron las palabras de Sonia Bermúdez y Miguel Ángel Sopuerta ante los medios de comunicación en rueda de prensa post-partido, unas palabras llenas de optimismo que serían el aperitivo de la ambición que tendría el equipo durante toda la semana.

El partido de vuelta fue prácticamente igual que el primero. El Zorky no atacó prácticamente nada y el partido fue de las rojiblancas, aunque esta vez la balanza se decantaría a favor del Atlético de Madrid, a pesar de que la suerte tampoco acompañó. En el once vimos la novedad de Amanda Sampedro, que salió desde el lateral derecho con Priscila en ataque por ese mismo lado, lo que aportó una mejor internada del equipo por ese lado.

El Atlético Féminas atacó desde el primero momento y pronto llegó el primer gol. Fue Esther González la que rematando de cabeza tras el centro de Mapi León abría el marcador. El Atlético de Madrid intentaría durante todo el primer tiempo poner el segundo, sin embargo se topaba de nuevo con una defensa que aunque no estaba tan cerrada como en la ida seguía tapando muy bien los huecos. El partido continuó con un guión similar tanto en la primera parte como en la segunda, sin embargo parecía ponerse cuesta arriba cuando Rocío Gálvez hacía penalti sobre Slonova. Un gol del Zorsky significaría decir adiós a la Champions, sin embargo, Lola Gallardo que volvía a la portería lograba detenerlo.

Bea Beltrán entraría en acción en el minuto 76, sustituyendo a Priscila y su entrada fue imprescindible para el 0-2, porque fue ella la que lo lograba con un fuerte disparo tras una asistencia de Amanda. Un minuto más tarde entraría Déborah García y fue salir y marcar rematando de cabeza un centro de Sonia Bermúdez. Con este tanto El Atlético de Madrid lograba clasificarse consiguiendo una grandiosa gesta, los cambios fueron la clave de este partido y de esta eliminatoria que se resolvió en los minutos finales. El sorteo para los octavos se celebrará el próximo lunes en Nyon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here