• Giménez y Lucas se suman a la lista de lesionados del Atlético de Madrid tras sufrir problemas en el partido del Metropolitano frente al Borussia Dortmund.

La suerte no está acompañando a Diego Pablo Simeone. Si la situación previa al partido era complicada debido al amplio número de lesionados, tras los 90 minutos frente a los alemanes… se ha complicado aún más. José María Giménez y Lucas Hernández cayeron lesionados durante el transcurso del choque que se saldó con victoria rojiblanca. Los temores del cuerpo técnico se confirmaron tras revelarse los resultados de las resonancias magnéticas realizadas a ambos jugadores en la Clínica Universidad de Navarra de la capital española.

El uruguayo ha vuelto a caer lesionado en la misma zona en la que cayó lesionado días atrás. Los servicios médicos han diagnosticado una nueva lesión en los isquiotibiales de Giménez al poco tiempo de recibir el alta médica. El club en su página web ha confirmado que “el central uruguayo fue sustituido en el descanso tras sufrir una nueva lesión – recidiva – a nivel de cicatriz de la sufrida en la musculatura isquiotibial hace aproximadamente un mes”. Desde los servicios médicos del Atlético, insisten en que no se trata de una recaída, sino que la lesión producida durante la noche del martes es una nueva pese a coincidir en la misma zona muscular. Dicha lesión supone la segunda de la temporada para él, y la séptima en las tres últimas temporadas, dato que habla de la mala suerte de José María Giménez con las lesiones.

En el caso del francés, la lesión ha cogido al equipo más sorprendido debido a que Lucas sí que pudo terminar el partido. Y fue precisamente a raíz del pitido del colegiado cuando el francés sintió las molestias en su pierna derecha. Al mayor de los hermanos Hernández se le ha diagnosticado “una lesión miotendinosa en la musculatura aductora del muslo derecho“. Esta lesión es la primera para él esta temporada, sin olvidar que tanto él como Giménez han disputado el Mundial este año. Y tal y como indicó Griezmann al acabar el partido “la pretemporada no ha sido la mejor”. Y quizás eso explique el calvario de los colchoneros con las lesiones en este inicio de campaña.

“Ambos jugadores quedan pendientes de evolución”, cierra el parte médico emitido por el Atlético de Madrid, en el cual no se estima una fecha de retorno de los defensores. En el caso del uruguayo, al contar con un idéntico precedente en su historial de lesiones, se calcula que estará como mínimo dos semanas en el dique seco, aunque se podría alargar hasta un mes apartado del resto de sus compañeros en caso de sufrir alguna complicación o no recuperarse en el plazo estimado. Con Lucas hay que esperar, aunque se prevé que el tiempo de baja sea similar al de su compañero.

El inicio de curso que está sufriendo el Atlético en cuanto a lesiones se refiere está siendo catastrófico. El partido frente al Borussia se afrontaba con bajas importantes. A la falta de Godín, Savic, Koke, Lemar y Diego Costa se suman Godín y Giménez. Pese a las lesiones, los colchoneros se sobrepusieron a los problemas y consiguieron la victoria por 2-0. A partir de ahora, el problema para el Cholo es aún mayor ya que cuatro de los jugadores lesionados forman parte del eje central de la defensa. Está a la espera de que Godín pueda llegar al partido de este  fin de semana frente al Athletic que se aquejaba de unas molestias musculares. En caso de que no esté listo, será el turno de los chicos del filial como Montero, quien ya disputó frente al Borussia la segunda mitad en detrimento del caído Giménez. De todos modos, ambos jugadores aprovecharán el “parón” por compromisos internacionales con el objetivo de estar listos para el partido frente al FC Barcelona.