Bochornosa actuación del Atlético de Madrid ante la Juventus. Un triplete de Cristiano Ronaldo remontó la eliminatoria mientras el Atlético ni siquiera tiró a puerta.


Se acabó el sueño europeo del Atlético de Madrid. Desaprovechó su ventaja de 2-0 de la ida y dejó hacer a una Juventus que salió a por todas. Un planteamiento nefasto de Simeone que acabó con remontada turinesa gracias al hat-trick marcado por Cristiano Ronaldo. Juanfran no fue capaz de contener al portugués, mientras Lemar y Correa protagonizaron un encuentro lamentable. El Atlético no sólo no creó peligro, sino que ni siquiera tiró a puerta. La Juventus es justa vencedora de los octavos y el Atlético se queda fuera de la Champions una vez más.

El Juventus Stadium hizo su función y los de Allegri apretaron desde el principio y consiguieron asediar de manera constante el área rojiblanca. El Atlético aguantó atrás y despejó todo lo que pudo con un trabajo colosal de Giménez y Godín. Juanfran, que tuvo que ocupar el lateral izquierdo ante las ausencias de Lucas y Filipe Luis, no pudo contener a un Bernardeschi que se convirtió en la pesadilla del Atlético. Generó prácticamente todas las acciones en ataque de la Juventus y el gol acabó llegando. Fue en el minuto 27 de partido gracias al remate de cabeza de Cristiano Ronaldo. La Juve hacía el primero. La estrategia de los balones aéreos -la única que utilizó- funcionaba.

Entre tanto balón colgado, que unas veces acababa rechazado y otras en manos de Oblak, el Atlético sólo pudo acercarse en dos ocasiones. La primera con un disparo lejano de Koke y la segunda con uno de Griezmann. Ninguno fue entre los tres palos. El Atlético de Madrid había optado por quedarse atrás y esperar su momento para contraatacar, pero tampoco lo ibas a buscar con mucho entusiasmo. Pasada la media hora de partido Griezmann tuvo una más con un saque de falta que iba a ir directo a las manos del portero, y al filo del descanso, Morata, con un remate de cabeza que se marchaba alto.

No iban a cambiar las cosas en el segundo tiempo. Hasta ahora, Griezmann, con pocas opciones, fue de los pocos, junto a Rodrigo, que estaba a todo. El francés tuvo que trabajar en labores defensivas y apenas tuvo posibilidad de sacar provecho arriba. En la cruz de la moneda se encontraba Lemar que lo falló casi todo. Malos balones, malas salidas y en definitiva, mal partido. Acabó siendo sustituido por Correa en el minuto 56, pero lejos de mejorar la situación, la agravó. Para entonces el Atlético ya perdía de dos en el marcador.

Nada más comenzar el segundo tiempo Cristiano Ronaldo repetía escena y conseguía el segundo, el suyo y el de su equipo, con un nuevo remate de cabeza. Oblak sacó el balón, pero una vez había rebasado la línea, y la tecnología de gol avisó al colegiado Björn Kuipers de que el esférico había entrado en portería. Al Atlético de Madrid se le ponían las cosas muy cuesta arriba y la Juve aún tenía gran parte de su arsenal en el banquillo. Allegri dio entrada a Dybala, a quien había guardado en la recámara, para terminar de matar a un Atleti muy dolido.

La Juve pudo hacer el tercero en dos ocasiones. Primero con un remate bajo de Mandzukic que salió fuera por poco y después con un mano a mano de Kean tras el clamoroso error de Correa. El argentino perdió la pelota en una acción de ataque dejando a su equipo vendido y sólo la fortuna evitó la sentencia definitiva. Pero es Correa, así que no pasa nada, si al primer error no ha matado a su equipo, lo hará al segundo. Y efectivamente, a cinco minutos del final hizo un penalti absurdo que acabaría con Cristiano Ronaldo firmando su hat-trick y metiendo a la Juve en cuartos.

Entretanto, Chiellini desquiciaba a todos. Primero a Morata, quien se llevó la amarilla gracias a que el central italiano simuló un derribo del delantero español. Hubo empujón tras un rifirrafe, pero muy sutil. En la ida le había salido bien así que por qué no probar aquí también. Y sí, también coló. Más tarde lo volvería a intentar tras caer en su área y simular una patada de Correa. Y aquí llega la polémica del partido, porque Chiellini arrasó con el argentino y el colegiado pitó falta en contra del Atlético. La acción se desarrolló sobre la línea del área pero ni asistentes ni VAR corrigieron la decisión arbitral.

Con un 3-0 en contra y 1.800 atléticos que se dejaron la garganta durante los 90 minutos, los de Simeone se vuelven a Madrid tras un partido nefasto que sólo tiene su culpable en el banquillo. Ni con un resultado favorable el Atlético fue capaz de plantar cara a una Juve que, sin embargo, obró, probablemente, uno de los mejores partidos de toda su historia. Otra oportunidad perdida del Atleti y otro viaje de vuelta amargo para el que no queda consuelo. La final soñada en el Metropolitano no será posible.

FICHA TÉCNICA

Juventus: Szczesny, Cancelo, Bonucci, Chiellini, Spinazzola, Bernardeschi, Pjanic, Emre Can, Matuidi, Mandzukic y Cristiano Ronaldo.

Atlético de Madrid: Oblak, Arias, Giménez, Godín, Juanfran, Rodrigo, Saúl, Koke, Lemar, Griezmann y Morata.

Árbitro: Björn Kuipers (NED).

Goles: 1-0 Cristiano Ronaldo (27′), 2-0 Cristiano Ronaldo (49′), 3-0 Cristiano Ronaldo (pen.) (86′).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here