• El Borussia Dortmund se impuso al Atlético con un resultado que no refleja el partido

Atlético de Madrid y Borussia Dortmund se disputaban el liderato del grupo A de la UEFA Champions League. No defraudó el duelo, con un partido muy disputado, con tramos del partido muy diferenciados y que acabó llevándose el Borussia con un 4-0 que no refleja la realidad del partido. Simeone sorprendía con la inclusión de Thomas Partey en el lugar de Rodri Hernández. También volvía tras su lesión Diego Costa, plenamente recuperado y que disputó el partido completo

En la primera parte el Atlético dominó los primeros 20 minutos, con un Koke magistral, que hacía y deshacía a su antojo, dominaba el ‘tempo’ del partido y el equipo bailaba a su ritmo. El Borussia se defendía como podía, muy superando por un Atlético al que lo único que le faltó fue el gol. Pero como no puede ser de otra manera en los partidos de este Atlético, una vez Koke bajó el ritmo, el Atlético fue perdiendo dominio en el partido y el Borussia cada vez se encontraba mejor y poco a poco acechaba el área rojiblanco.

Poco a poco las ocasiones empezaban a caer del lado de los locales hasta que en el minuto 38, Axel Witsel controló un balón en la frontal del área, buscó un hueco para el disparo y su remate acabó dentro de la portería de Oblak tras tocar desafortunadamente en Saúl. Con este resultado se llegaría al descanso, con una sensación de impotencia rojiblanca.

Tras el descanso, la primera decisión de Simeone fue la de introducir a Rodri en el lugar de Thomas. Este cambio ha dado la vida a los colchoneros, otra vez la misma tónica de la primera parte, el Atlético esta vez jugaba al son de Rodri que recuperaba y repartía juego, se erigía como el timonel del conjunto de Simeone. Saúl se moviendo a su antojo en una posición mas ofensiva y llevando el peligro a la portería de Bürki y llegando a estrellar un balón en la cruceta.

Pero otra vez se repetía la historia, cuando el Atlético baja un poco el ritmo, el Borussia se recomponía en la medida de lo posible en el minuto 73 sería Raphael Guerreiro el que anotaría el 2-0. Pero la cosa sería aún peor para los de Simeone cuando en el minuto 83 Achraf se escapaba en una contra y cedía el balón a Jadon Sancho que en un claro fuera de juego sentenciaba el partido. En el minuto 89 tras un error de Filipe en un pase horizontal, Guerreiro recuperó el balón en la frontal del área para cerrar el marcador.