El uruguayo trasmitió calma, ya que no tienen el pase asegurado, y aseguró encontrarse una “etapa decisiva” de la temporada.

Diego Godín fue el jugador del Atlético de Madrid que acompañó a Simeone en la rueda de prensa previa al encuentro de mañana entre el club rojiblanco y el Bayer Leverkusen en el Vicente Calderón, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions. El Atlético de Madrid trae una ventaja de 2-4 del partido de ida y tiene, previsiblemente, todas las papeletas para lograr su pase a cuartos.

A pesar de ello, el central uruguayo no tiene tan claro eso de ser los favoritos:  “Esto es fútbol y en fútbol puede pasar cualquier cosa, eso es lo bonito. Por eso mismo respetamos muchísimo a este rival, como a todos. Hay que salir a ganar el partido, no especular y no pensar en lo que se hizo antes”, aseguró Diego Godín. En cuanto a la casi impecable participación del Atlético de Madrid en esta edición de la Champions, Godín quiso reslatar lo que supone esta competición: “Parece algo normal y no lo es. Hay que vivirlo con ilusión y darle la importancia que se merece. Haber jugado dos finales en tres años y tener la posibilidad de estar entre los ocho mejores de Europa es algo importantísimo para nosotros y para el club”, declaró.

Por último, el uruguayo quiso recordar la importancia de estos octavos de final: Estamos en una etapa decisiva, quedan dos meses de competición y partidos importantísimos tanto en Champions como en LaLiga. Dependerá de nosotros terminar bien este curso. El equipo está con ganas y bien físicamente. Eso es importante para hacer una buena recta final de temporada y estar donde queremos”, concluyó.