Abandonaron la sala después de que el jefe de prensa del PSV decidiese prohibir el tiempo para tomar instantáneas.

Como en cualquier evento deportivo abierto a los medios de comunicación, los reporteros gráficos se dispusieron a hacer su trabajo en la rueda de prensa previa al partido de esta noche entre Atlético de Madrid y PSV. En este caso, se trataba de la comparecencia del conjunto holandés, con el técnico Phillip Cocu y el jugador Héctor Moreno. El primero en hablar fue el mexicano, y desde el comienzo, las palabras del jugador iban acompañadas del sonido de las cámaras de fotos, como es normal y habitual.

Sin embargo, dos preguntas después, el jefe de prensa del PSV y con el permiso de la UEFA, decidió que el tiempo para tomar instantáneas había concluido e instó a los fotógrafos a dejar de hacer su trabajo. Éstos, como respuesta a la prohibición, decidieron abandonar la sala de prensa indignados con la decisión y con la permisividad de la UEFA. Una demostración más del poco respeto del organismo europeo hacia los medios de comunicación.